Inicio INTERNACIONAL Debate presidencial en España, sin pactos a la vista

Debate presidencial en España, sin pactos a la vista

0
Compartir

Madrid, 4 Nov (Notimex).- Los cinco principales líderes de los partidos de España realizaron hoy el primer debate, marcado por la demanda independentista de Cataluña, rumbo a la presidencia del gobierno que se definirá en las elecciones del 10 de noviembre.

Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Santiago Abascal (Vox), confrontaron sus programas y las formas de gobierno, con el fin de pedir el voto e intentar convencer a los electores que se encuentran indecisos.

En un encuentro organizado por la Academia de la Televisión, en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid, el debate estuvo dividido en cinco bloques: cohesión de España, política económica, políticas sociales e igualdad, calidad democrática y política internacional.

Iglesias hizo la apertura con la advertencia de una eventual coalición electoral «de las derechas», mientras Rivera se comprometió a romper el bloqueo político justo después de las elecciones.

Abascal parecía muy relajado criticando a todos, con promesas de ilegalizar a los partidos independentistas pero sobre todo se regodeó en la crítica a sus rivales en la derecha.

Cataluña marcó el encuentro

Sánchez del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) lejos de evitar el tema de Cataluña, por las manifestaciones, entró de lleno en el terreno de sus rivales de derecha y acusó al PP de blando por haber “dejado escapar a Carles Puigdemont” o permitido “que le hicieran dos referendos”.

Para Sánchez, la «crisis» de Cataluña debe resolverse mediante espacios de diálogo, para lo que anunció que si gobierna la próxima legislatura, implantará una asignatura obligatoria de educación en valores civiles e incorporará al Código Penal la prohibición de celebrar referendos ilegales.

Casado no dejó que Albert Rivera de Ciudadanos lo atacara, aunque no sucedió lo mismo con Santiago Abascal de Vox. Rivera, que criticaba a todos, desde cómo sacar un adoquín o un largo panfleto sobre las competencias del PP y PSOE, citaba al líder del Partido Popular de forma constante.

 En ese momento, Rivera recordó el pasado como trabajador público de Abascal y le preguntó: «Cómo es eso de criticar autonomías y vivir cuatro años de ella, y ahora las quiere suprimir, podría haberlo pensado antes», le dijo.

Sánchez no hizo ni un guiño a Unidas Podemos, aunque sí a la izquierda, como cuando prometió llevar al Código Penal los delitos de apología del fascismo y disolver la Fundación Francisco Franco.

Casado, el líder del PP, pidió el voto útil ya que «cualquier voto» que no recaiga en su formación, dijo, «hará posible que Sánchez pueda volver a ser investido».

Rivera le dedicó gran parte del discurso a Cataluña al señalar que los agraviados y los olvidados tienen que tomar las riendas de este país. Hay que escuchar más a los andaluces.

Tipo de gobierno

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, propuso este lunes que si tras la celebración de las elecciones del 10 de noviembre no hay acuerdo en el Parlamento para investir a alguno de los candidatos, sea la lista más votada quien gobierne.

Por su parte, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, insistió en que tras las generales se forme un gobierno de coalición entre las fuerzas progresistas, y el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, subrayó que su formación encarna la alternativa de cambio.

Los españoles votarán por segunda vez en seis meses y no parece que España vaya a salir del impasse, en virtud de que los sondeos no proyectan una mayoría clara.

El encuentro, moderado por los periodistas Ana Blanco y Vicente Vallés, tuvo una duración de casi tres horas y concluyó a las 00:42 del martes.

Comments

comments