Inicio COLUMNAS Corran que ahí viene la bola!

Corran que ahí viene la bola!

0
Compartir

Por: Alberto Cárdenas Camarena

En diciembre el tanque de 20 kilogramos costaba $258.40. A partir del domingo 1o de enero se ajustó entre los $307.40 y $313.75, esto significa que el litro se cotiza hasta en $15.68 pesos.

La CFE precisó que la tarifa de uso doméstico de alto consumo registrará un aumento del 2.6% de diciembre de a enero de 2017, en tanto que para el sector comercial, las tarifas registran incrementos entre 2.6 y 3.5%.

Por otra parte la liberación del precio de hidrocarburos, conocido como #gasolinazo, causó incrementos de al menos el 7% al precio de las corridas de transporte foráneo.

Y qué decir de las cuotas en casetas, donde los incrementos alcanzan hasta el 9%.

Estos aumentos en gasolina, gas, energía eléctrica y transporte se traducirán en una reducción de la calidad de vida de la población, porque los ingresos no alcanzarán para enfrentar la escalada de precios que ya comienza a impactar la canasta básica y los insumos indispensables.

Al mismo tiempo, las pequeñas y medianas empresas que generan más del 90 por ciento de los empleos del país, enfrentarán el dilema de sobrevivir y con mucha dificultad podrán crecer durante 2017.

Agrégale estimado lector que, el salario mínimo que entró en vigor el pasado 1 de enero, contribuirá a aumentar la desigualdad social en el país, porque no resuelve las necesidades básicas de las familias.

Todo lo anterior trajo a mi mente la imagen al carbón (litografía) de el artista oaxaqueño Samuel Mendez realizada en 1937 llamada •¡CORRAN QUE AHÍ VIENE LA BOLA!•

Que ¿por qué?

Porque estamos al filo de la navaja ante una enorme explosión social, obligada por las malas decisiones de los flamantes economistas globalizadores que no están generando bienestar, pero sí •están moviendo a México• a la desesperación por cubrir las necesidades básicas de sus familias.
Cuando el paupérrimo salario mínimo aprobado por las oligarquías dominantes no alcance para un medicamento y veamos a nuestros seres queridos postrados de dolor por el hambre y las enfermedades; el monstruo de la necesidad que todos llevamos dentro despertará.

Y entonces, «súmete que te quedo jabón».

@acardenas59
Facebook:
https://m.facebook.com/acardenas77/
Correo: [email protected]

Comments

comments