Inicio COLUMNAS Consulta Gansito

Consulta Gansito

0
Compartir

Por: César Manuel Jiménez Martínez

La Consulta Popular es un mecanismo de participación ciudadana que sirve para ejercer el derecho constitucional a votar en torno a temas de trascendencia nacional, de manera que su voluntad, vinculante conforme dicte la ley, pueda incidir en el debate y las decisiones que adoptan los órganos representativos del Estado. 

Como ciudadanos debemos celebrar que la Constitución nos dé una herramienta democrática para poder participar en el debate nacional y en la toma de decisiones, sobre temas que beneficien a todas las y los mexicanos.

Era de desearse que la primera Consulta celebrada en el país, pasara a la historia por la trascendencia en el tema que se cuestionara a la ciudadanía y porque el resultado de la misma, fuese de gran impacto en favor de la nación y de manera especial, de los vulnerables y marginados. 

Sin embargo, la primera Consulta nace del odio y la venganza, de quien ocupa la Presidencia de la República y como una ocurrencia para implantar en la agenda nacional un tema que raya en la estupidez y locura. Sin dejar de lado la oportunidad de utilizarla como una cortina de humo, ante los grandes y graves problemas que aquejan a México.

Mucho se ha dicho que la ley no se consulta, se cumple. Que si se tienen pruebas en contra de actores políticos del pasado y del presente, se hagan las denuncias ante las instancias judiciales correspondientes, para que se proceda conforme a derecho. 

El ciudadano está en total libertad de participar o no. En su consciencia y criterio, queda a su decisión avalar con su voto una ocurrencia o abstenerse para mandar un mensaje de desaprobación y rechazo.

Comments

comments