Inicio JALISCO Condena PRI Jalisco farsa de intimidación de Enrique Alfaro

Condena PRI Jalisco farsa de intimidación de Enrique Alfaro

0
Compartir

Sobre los hechos denunciados este lunes por el precandidato del partido Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, el Comité Directivo Estatal del PRI hace las  siguientes consideraciones:

  1. La versión difundida por Enrique Alfaro Ramírez de que fue objeto de intimidación y amenazas por parte de policías estatales fue desmentida por su propio jefe de prensa, Juan Pablo Vigueras, quien declaró al periódico Mural del grupo Reforma que en cuanto los uniformados identificaron de quién se trataba, los dejaron ir sin complicación alguna.

Además, en la misma declaración, el equipo de prensa de Alfaro también lo contradijo al afirmar que viajaban en un convoy de cinco vehículos, y no de dos como lo ha señalado el precandidato en diversas entrevistas.

  1. Destacar que la camioneta en la que viaja el precandidato circula sin placas de identificación, lo que se considera motivo de revisión de seguridad.

Los policías estatales actuaron conforme a los protocolos de seguridad y apegados a la ley al realizar el alto y revisión del vehículo sin placas y sin identificar. En ningún momento hubo violación a los derechos humanos o políticos de él y sus acompañantes.

  1. Enrique Alfaro Ramírez reconoce que lo acompañan escoltas, naturalmente armados.

Su jefe de escoltas, Alejandro Muñoz Ochoa, es un ex policía de Guadalajara comisionado como su escolta, que en 2012 reprobó los exámenes de control y confianza, lo cual nos indica un claro acto de irresponsabilidad de parte del precandidato, Enrique Alfaro, al permitir que un elemento que fue reprobado porte un arma y lo acompañe en los eventos a los que asiste, poniendo en riesgo la seguridad de la gente.

  1. Hacemos un llamado a nuestros militantes y simpatizantes a difundir la verdad de estos hechos, para que la sociedad no siga siendo engañada por un político que con mentiras y trucos de victimización, pretende obtener un trato por encima de la ley y ganar la confianza o simpatía de los electores.

Comments

comments