Inicio COLUMNAS Concepto Interior – ¿¿Y LA MESA???

Concepto Interior – ¿¿Y LA MESA???

0
Compartir

Por: Ariadna Ponce

La mesa es un elemento de gran importancia dentro de nuestra decoración, ya que en ella vas a pasar gran parte de tu vida. Si lo ves de esta manera, te alimentas por lo menos tres veces al día de las cuales ante tu mesa al menos te sientas dos, esto suponiendo que no tienes una reunión especial; si esto lo multiplicas por 365 días al año, pasas 730 veces ante la mesa… Recuerda que tu mesa es el lugar en donde vas a compartir grandes momentos y es por estas razones que necesitas escoger una ideal para ti.

La idea de escoger una mesa ideal para ti, es que antes que cualquier otra cosa, debes tomar en cuenta este punto: La mesa es para ti y tu familia, ya que son quienes la van a utilizar. Olvídate de complicaciones y deja de buscar ideas en internet, ya que esto únicamente te confundirá. Piensa en cuántas personas usan la mesa y a cuántas personas recibes aproximadamente , esto te ayudará a definir el tamaño. Veamos… si yo tengo una familia de cuatro, pero tiendo a recibir familias de más o menos el equivalente a la mía, entonces mi mesa ideal debería ser de ocho personas, considerando que todos y cada uno de los comensales se encuentren cómodos y holgados al permanecer sentados, aquí el punto más importante que hay que considerar son las dimensiones… Si mi necesidad es una mesa de ocho personas, pero mi espacio no me da más que para una mesa de seis, entonces aquí es donde debes echar mano de tu imaginación. Hay múltiples opciones para resolver espacios reducidos como mesas extensibles, bancas (las cuales son super útiles para ganar asientos), mesas de doble uso o incluso mesas plegables. En el mercado de verdad hay un montón de alternativas.

Otro punto importante es el estilo, este va de la mano del material que vas a elegir y el color. Si no sabes cómo definir el estilo de tu mesa, pues aún no tienes un estilo claro, lo mejor es que te inclines por una mesa de lineas rectas y materiales muy neutros que puedas combinar con diversos estilos. Supongamos que eliges una mesa de mármol blanco con base dorada, esta mesa no va a ser tan versátil, ya que te limita mucho a un estilo muy especifico, lo que te va a reducir las opciones de sillas y demás acompañamientos. Yo recomiendo que si no tienes un estilo muy bien definido, optes por una mesa más combinable como una que en lugar de que tenga la base dorada, esta sea negra, lo que te amplía la gama de estilos y no te cierra posibilidades. Los colores muy brillantes o vibrantes nos tienden a cansar rápido, recuerda que pasarás mucho tiempo en esta mesa, así que lo último que querrás es sentirte incómodo. Busca alternativas neutras en cuestión de color y puedes jugar bastante con las cubiertas. Recuerda que hoy existe infinidad de alternativas y la ideal es la que mejor se acople a ti, por ejemplo si tienes hijos pequeños, descarta las mesas de cristal o con puntas muy marcadas o de materiales muy caros, ya que por lo regular en cuanto crecen los bebés tendemos a renovar nuestro mobiliario, así que si este es tu caso, opta por una mesa no muy cara o sofisticada. Ahora que sí eres más bien una persona que trabaja a full y casi no comes en tu casa, y más bien tiendes a recibir visitas, entonces podrías optar por una mesa de mucho mayor precio, pues tu mesa es el centro de tu hogar y créeme que si es encantadora, no habrá quien no la note.

Como lo mencioné al principio, la clave de elegir una buena mesa es que la elijas para ti…

Cierro con un dato curioso: la mesa al igual que el sofá, fue inventada por los egipcios y su origen se remonta a hace más de 3000 años y hoy es uno de los muebles más utilizados en la gran mayoría de los hogares de todo el mundo, así que sácale provecho a tu mesa, lúcela y vístela para cada ocasión.

¡¡¡Hasta la próxima!!!

Comments

comments