Inicio MÉXICO Con «Dejemos de hacerlo», buscan detener acoso sexual en espacio público

Con «Dejemos de hacerlo», buscan detener acoso sexual en espacio público

0
Compartir

ONU Mujeres, el Gobierno Federal y autoridades de Monterrey y Guadalajara lanzaron oficialmente la campaña «Dejemos de hacerlo», dirigida a hombres para explicar qué es el acoso sexual en los espacios públicos y convocarlos a que dejen de hacerlo.

«El acoso sexual es un problema normalizado y que se tiene que hacer visible para poder erradicarlo», aseguró la Representante de ONU Mujeres-México, Belén Sanz Luque, quien destacó que en México una de cada tres mujeres ha experimentado algún tipo de violencia sexual en espacios públicos.

Además siete de cada 10 agresiones ocurren en la calle, las cuales van desde piropos ofensivos hasta intimidación, acecho, abuso sexual, violación o intento, y en su mayoría quienes cometen estos delitos son los hombres.

De acuerdo a Sanz Luque, de 2015 a 2016 se han perdido 4.4 mil millones de pesos por la violencia contra las mujeres, en todas sus formas, de ahí que la campaña -que se enmarca en el Programa #CiudadesSeguras- busca poner alto al acoso sexual contra mujeres y niñas.

En este contexto, dijo que la misma se dirige a hombres de 18 a 35 años, pues de acuerdo a un estudio realizado en las ciudades de Guadalajara y Monterrey los hombres sólo ubican las formas más graves de acoso como «tocamientos, masturbarse y enseñar genitales, pero no aquellas de menor intencionalidad porque las tienen normalizadas».

Esto es, «los hombres manifestaron no distinguir con claridad los conceptos de violencia sexual ni acoso sexual, ni saber qué conductas constituyen este tipo de comportamiento, los hombres manifestaron deslindarse y rechazar cualquier tipo de iniciativa que tenga que ver con la igualdad de género y la violencia contra las mujeres explícitamente, hay una especie de rechazo frente a esta intencionalidad».

Al respecto, la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, indicó que el 75 por ciento de las mujeres que viajan en transporte público o transitan en las calles se sienten inseguras, y detalló que por cada delito sexual cometido contra un hombre se contabilizan 11 en mujeres.

Refirió que acciones como «como mirar con morbo, piropear, chiflar, sacar fotos sin consentimiento, tocar, rozar, insistir, o perseguir tiene un cariz completamente diferente cuando nos preocupamos o no por pensar en la mirada de lo que la otra persona quiere, siente o desea, o quiere o no recibir y si no tomamos en cuenta esa otra mirada nuestras acciones se convierten en acoso».

La campaña define el acoso sexual a aquellas conductas o acciones indeseadas que pueden ser contacto físico (comentarios sexuales, silbidos, gestos), así como conductas con contacto físico (manoseos, tocamientos) y pueden generar un daño o sufrimiento físico, psicológico, sexual, económico o social en las personas acosadas.

El acoso sexual en los espacios públicos ocurre en las calles, en el transporte público, en los parques, mercados, barrios, bares, lugares de trabajo, clubes deportivos, universidades, hospitales e incluso, e instituciones religiosas y sociales, incluido el espacio virtual como son las redes sociales, las apps, blogs, sitios web, entre otros.

«Los hombres acosan tratando de ligar, porque se les pasaron las copas, por la presión de los amigos, para verse más hombres, o simplemente porque no sabian que estas acciones son formas de acoso sexual. Y, para dejar de hacerlo, los hombres deben primero reconocer que han acosado», refiere el promocional de la campaña.

Al evento también acudieron la presidenta Ejecutiva de Instituto Estatal de las Mujeres en Nuevo León, Martha Cecilia Reyes, el CEO de J. Walter Thompson México, Miguel Oscariz, así como legisladoras y organizaciones aliadas de la campaña.

Comments

comments