Inicio INTERNACIONAL Combinará Trump el golf con la diplomacia durante su visita a Japón

Combinará Trump el golf con la diplomacia durante su visita a Japón

0
Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegará este domingo a Japón para iniciar una gira de 12 días por Asia, en momentos en que la alianza entre ambos países enfrenta una de sus mayores pruebas ante las renovadas tensiones con Corea del Norte.

La alianza entre Tokio y Washington ha sido vista por años como piedra angular para la paz y seguridad en el sudeste asiático, pero la creciente influencia de China se ha convertido en contrapeso significativo, y la beligerancia de Pyongyang en una seria amenaza a partir de su programa nuclear y balístico.

El tema dominará las conversaciones entre el presidente y el primer ministro Shinzo Abe, cuyo acercamiento con Trump es evidente en las 16 conferencias telefónicas que han sostenido hasta ahora, en contraste con la relación distante que su antecesor Barack Obama mantuvo con su contraparte japonés.

Como lo hizo cuando recibió a Abe en su club de Mar-a-Lago, en Florida, en febrero pasado, Trump podrá mezclar otra vez el golf con la diplomacia, debido a que su anfitrión lo ha invitado a jugar llevando como pareja a Hideki Matsuyama, el cuarto mejor jugador del mundo.

Abe ha buscado además adaptarse a la cambiante retórica de Trump sobre la relación bilateral, como cuando su gobierno decidió incrementar de tres mil a tres mil 800 millones de dólares el presupuesto que Japón destina para el mantenimiento de las 50 mil tropas estadunidenses estacionadas en su país.

La acción fue una clara respuesta a las repetidas quejas de Trump desde que era el candidato presidencial republicano en el sentido de que los países donde hay tropas estadunidenses estacionadas deberían pagar más por su mantenimiento.

Abe y su gobierno se mantienen a la expectativa sobre la eventual respuesta de Trump a las provocaciones de Corea del Norte, que ha hecho de Japón un blanco de sus amenazas, como quedó asentado en las dos pruebas con misiles de agosto y septiembre pasados, que cayeron en aguas del Mar de Japón.

La beligerante retórica del mandatario hacia Pyongyang, reafirmada en el discurso ante la Asamblea General de la ONU, es vista con preocupación en Tokio, ya que sufriría las consecuencias de un posible ataque militar por parte de Estados Unidos contra Norcorea.

Un reporte de la Oficina de Investigación del Congreso, publicado el mes pasado, indicó que un conflicto en el que Corea del Norte utilice armas nucleares, biológicas o químicas, “podría causar enormes bajas en gran escala, y podría incluir Japón y territorio estadunidenses en la región”.

La Casa Blanca ha señalado que las reuniones de Trump con Abe se centrarán en el fortalecimiento de la alianza “para promover una región libre y abierta del Indo-Pacífico”, en lo que pareció ser una clara alusión a Corea del Norte y China.

Trump discutirá también temas de la agenda comercial, donde ambos países mantienen diferencias que no pudieron resolver el mes anterior en Tokio, durante la pasada ronda de negociaciones del grupo de alto nivel que por parte de Estados Unidos estuvo presidido por el vicepresidente Mike Pence.

Japón ha rechazado la insistencia de Trump para evaluar el intercambio comercial partiendo de los déficits, como lo ha hecho también ante las presiones para abrir su sector agrícola al ingreso de productos estadunidenses.

El primer día de actividades del mandatario incluye una reunión con militares estadunidenses y japoneses en la base aérea de Yokota, a las afueras de Tokio, y por la tarde se unirá a Abe para su partido de golf.

Un día después, Trump celebrará reuniones bilaterales con Abe, se reunirá con familias de ciudadanos japoneses secuestrados por el régimen norcoreano, y por la noche, asistirá a un banquete ofrecido en su honor por su anfitrión.

Comments

comments