Inicio ECONOMÍA Codornices, una alternativa de negocio avícola

Codornices, una alternativa de negocio avícola

0
Compartir

La actividad avícola, la crianza y comercialización de codornices es una alternativa que vale la pena tenerse en cuenta; ya que en el occidente del país, se tiene un segmento de consumidores que valora el huevo y la carne de esta ave, productos de buen contenido de proteína animal y baja proporción de grasa.

Al respecto el biólogo de la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco (SEDER), Luis Hernández Alvarado, expresó que esta especie tiene a su favor una gran rapidez en su ciclo de postura, pues a los cuarenta días de su nacimiento, las hembras ya empiezan a poner huevos. Detalló que también el periodo de incubación de los huevo es de dieciséis días.

Entre las ventajas que se presentan para la crianza de esta especie, mencionó que se presta para realizarse en espacios reducidos, dado a que en una jaula se pueden tener hasta diez aves y su macho, mismo que en promedio puede alcanzar un año de vida útil en su tarea como reproductor.

Explicó que una vez que termina la incubación y su crecimiento de mes y medio, los machos se venden como carne y las hembras se reservan para la postura. En esta especie la hembra tiene una talla ligeramente mayor que el macho.

Hizo notar que a diferencia de las gallinas, las codornices no tienen el riesgo de enfermarse por efectos de enfermedades virales (como el Newcastle o las variedades de influenza aviar).

En este punto, mencionó que en las explotaciones de codornices se debe tener cuidado de no exponerlas a las corrientes fuertes de aire, pues este factor les origina hinchazón en los ojos.

La SEDER ha mantenido la opción de facilitar apoyos económicos para la crianza de codornices en el programa de Activos Productivos. Tales apoyos permiten reducir costos en las compras de los equipos para las naves de las granjas, como jaulas e incubadoras.

En casos de interés por nuevos proyectos la SEDER recomienda cautela, debido a que actualmente, en el ámbito regional, el mercado de los productos de codornices es muy reducido, como ocurre con el cordero y el conejo.

Versatilidad de las recetas culinarias
En cuanto al consumo de los huevos, la forma más difundida es su ingesta en jugos, como ocurre en los puestos de los mercados populares, un sitio tradicional para su compra.

Aunque también se pueden consumir mezclados en algunos consomés o sopas calientes, como lo hacen en algunas de las regiones costeras, donde se acostumbra ingerirlos con el caldo de camarón. Otra modalidad es la conservación de los huevos en escabeche para comerlos como botana o como entrada.

La venta de la codorniz como carne, se tiene en los locales o puntos de venta de carne de pollo, donde por lo general se venden por pieza.

Ya como como platillo, la codorniz suele prepararse como carne a las brasas y acompañarse de otros alimentos como guarnición. También pueden prepararse al pastor al clavarse en alambres, como con la carne de conejo. Hay también recetas europeas y asiáticas.

Comments

comments