Inicio COLUMNAS Café Sonoro – Compás del Segundo Semestre

Café Sonoro – Compás del Segundo Semestre

442
0

Por: Carlos Carrizales

Iniciamos ya el segundo semestre del año. Quizá este no pinte como uno lo esperaba y le está yendo peor, sin embargo confío en que a más de uno le vaya mejor.

Personalmente, de julio a diciembre es la época que más disfruto: la lluvia, el aire que comienza a volverse cada vez más helado y las vacaciones de fin de año (las cuales espero que me correspondan porque uno nunca sabe), pero sobre todo, es ese olor a nostalgia que inunda el ambiente cual si fuera un café recién hecho.

Vemos cómo de pronto exclamamos sobre lo rápido que se escurren los días, como si fuera una canción compuesta en compases de 12/8, cuando en realidad, lo que cambia es la percepción que tenemos del tiempo pero, como canta el trovador cubano, Silvio Rodríguez: Somos la prehistoria que tendrá el futuro.

¿Qué tanto hemos cumplido de los propósitos que nos hicimos cuando inició el año? Particularmente, el único que hice fue el de no hacer propósitos, porque luego, al escurrirse los minutos, uno siente el apremio y quiere escupir las 12 uvas en ese momento al notar que no bajó ni un kilo y que estamos a un soplido de que suenen las primeras notas de la marcha nupcial (perdón, me proyecté).

Aquí es donde me gusta escuchar a la rusa Regina Spektor decirme que a pesar que en la oscuridad admito los errores cometidos, aún tengo tiempo.

Otro aspecto importante de este período es que, conforme llegamos a la vida laboral, las vacaciones escolares son las que más extrañamos, sobre todo aquellos que nos tocó vivir dos meses de asueto entre períodos escolares, y que nos podría hacer caminar al ritmo de Summertime blues de la leyenda estadounidense, Eddie Cochran, pero que en realidad, estamos cada vez más cerca de cantar junto a Lana del Rey Summertime sadness.

Y así pasamos: viviendo el verano, con o sin vacaciones; para cuando llegamos al otoño, vivimos una transición casi al estilo Vivaldi, porque nos damos cuenta que el año ya está por cerrar, por lo que nos invade un poco la opresión en los recuerdos a tal grado que quisiéramos que el Autumn in New York de la grandiosa Ella Fitzgerald en dueto con Louis Armstrong, llevara el nombre de la ciudad en donde estamos en ese momento, para esperar la siguiente estación aún con todo y las fiestas que trae consigo.

Con el otoño, ya casi en el ocaso del mismo, el frío comienza a sentirse más fuerte, y entre los conocidos con los que lo percibo, siempre, siempre, siempre, les digo que es «frío FIL», porque así, con esa intensidad y añoranza es como acaricia la piel en los últimos días de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

En esta ocasión no hablaré del invierno ya que cada año me toca vivirlo distinto y más porque viene un cambio importante y trascendental en mi vida, por lo que preferiría recolectar las experiencias cuando llegue y ver de qué manera me toca mirar al futuro, con la esperanza de que todas las personas que me rodean, aquellas a quienes quiero, sigan conmigo y continuemos con esa evolución.

Por lo pronto, lo que más puedo desear es que disfruten esta temporada de lluvias, porque el agua siempre será un equivalente a la vida, a la purificación y, sobre todo, a mantenerse a flote en cualquier circunstancia.

Hasta la próxima canción.

Recomendación musical de la semana:

Artista: Ella Fitzgerald & Louis Armstrong

Álbum: Ella and Louis Again

Género/Estilo: Jazz

Año: 1957

Enlace: https://open.spotify.com/album/4zWqQOob980K9drUrUGM8M?si=Z7SSUCGiT4SLAddVQ1qWNg&utm_source=copy-link

Comments

comments

Artículo anteriorLa sombra de Cristina Fernández, cada vez más alargada en el tablero político argentino
Artículo siguienteLa primera dama de Perú es citada a declarar por la Fiscalía Anticorrupción
Periodista, resignado Atlista, enamorado de mi ciudad y de mi Estado. De L a V en punto de las 7am al aire @1070noticias http://bit.ly/oYJFU2