Inicio COLUMNA INVITADAS Barca sin remos

Barca sin remos

0
Compartir

Por: Jaime Castillo Copado

Conectividad mocha

Esta semana llegaron a Puerto Vallarta los primeros turistas de Helsinki, Finlandia, un éxito de trabajo conjunto entre autoridades de los tres niveles de gobierno, la embajada de Finlandia, el Consejo de Promoción Turística de México y los hoteleros del puerto.

Con una frecuencia semanal, programado para todo el invierno del 2017 y hasta marzo próximo, la nueva ruta y sus viajeros finlandeses se suma a los buenos números reportados por los promotores del puerto, como son el Fideicomiso de Turismo y la Oficina de Convenciones y Visitantes.
Pero mientras la afluencia de vuelos y pasajeros viene creciendo desde los últimos 5 años, todo parece indicar que donde sí habrá complicaciones para trasladarse hacia Puerto Vallarta es por carretera.

Esto debido a los trabajos de restauración que desde el temporal de lluvias se llevan a cabo a lo largo de la carretera 544 que conecta los poblados serranos desde Mascota, Talpa de Allende y San Sebastián, con Puerto Vallarta, que llegaron incluso a cerrar la vía temporalmente.

Y ni qué decir de la muy cacareada “nueva autopista” Guadalajara-Puerto Vallarta, que se supone vendrá a cortar camino y tiempo para los viajeros, pero cuyo primer tramo no duró en funcionamiento más de tres meses, básicamente por los mismos motivos del temporal.

Supuestamente programada para terminarse en tres etapas antes de que terminara el 2018, esta nueva ruta parece que no va a concretarse ya en lo que resta del sexenio de Enrique Peña Nieto, y muy probablemente se sumará a la lista de fracasos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, donde Gerardo Ruíz Esparza, su titular, pasó noches negras durante todo este año debido a los problemas del Paso Express de Cuernavaca.

La cuestión es que mientras los números del puerto siguen siendo muy positivos en cuanto a la llegada de turistas y ocupaciones hoteleras, el apoyo del Gobierno Federal le sigue quedando chiquito a Puerto Vallarta, que se mantiene con una conectividad mocha, en comparación con otros destinos donde se siente la mano de la federación en cuanto al reparto de recursos para infraestructura carretera.

Vamos a ver si para el siguiente paquete fiscal los diputados federales por el Quinto Distrito con cabecera en Puerto Vallarta se ponen las pilas y logran bajar recursos.
Se trata del emecista Luis Munguía González y del cetemista Rafael Yerena Zambrano, de cuyo trabajo legislativo por cierto, muy poco se sabe. Pero como llegó de plurinominal por el Partido Revolucionario Institucional, tampoco crea que le apura mucho lo que digan los electores.

Comments

comments