Barca sin remos

Barca sin remos

29
0
Compartir

Por: Jaime Castillo Copado

Pongamos los ojos en el Fidetur Vallarta

El Fideicomiso de Turismo de Puerto Vallarta es la figura jurídica mediante la cual los hoteles de la ciudad promueven en el mercado nacional e internacional a Puerto Vallarta en su calidad de destino turístico.
Como organismo promotor, el Fidetur Vallarta, como se le conoce también, se alimenta con los recursos que todos los hoteles de la ciudad retienen del llamado impuesto al hospedaje, un porcentaje del 3% a la tarifa que se cobra por cada habitación, y que sobrepasa los 60 millones de pesos al año.

Para su funcionamiento, este fideicomiso cuenta con una nómina bastante agraciada que le permite a la persona que hace las veces de director ganar casi lo que gana un alcalde. Y aunque existe otro grupo de ejecutivos que también gana muy bien, esa es otra historia.

De acuerdo con la normatividad actual, los recursos por este concepto deben dedicarse única y exclusivamente para la promoción de Puerto Vallarta, y para el funcionamiento del mismo, sin que se consideren obras de infraestructura turística, como también funcionan estos fideicomisos en otros lugares de la República Mexicana.

El tema viene a colación porque esta semana que apenas comienza, la regidora del ayuntamiento de Puerto Vallarta, Susana Rodríguez, quien preside la Comisión de Turismo municipal, ha propuesto junto con el diputado Juan Carlos Anguiano, presidente de la Comisión de Turismo del Congreso del Estado de Jalisco, la celebración del foro denominado Discusión y Análisis de Iniciativa de Ley sobre el Impuesto al Hospedaje.

Un tema sin lugar a dudas bastante oportuno si tomamos en cuenta la creciente necesidad de enfrentar diversos temas que tienen que ver con el funcionamiento del Fideicomiso de Turismo, así como el uso que se le da a los recursos que la hotelería retiene a los turistas a través del cobro de estos impuestos.

Aspectos a dejar bien claros como el hecho de que ese recurso no es de los hoteles, sino de los turistas; así como el destino que se les da a los mismos y un aspecto no menos importante, la Transparencia en su uso.

Aspectos como el saber si deben seguirse aplicando esos recursos únicamente a la promoción o también debe incluirse la infraestructura, pero también otros no menos relevantes como el cobro de impuestos a quienes vacacionan en condominios y eluden el pago del impuesto al hospedaje, y por qué no, la novedad de plataformas digitales como Airbnd que permiten a cualquier persona alojar y cobrar una cuota a todo aquel que le interese pasar unos días en nuestra ciudad.

Discusión a tiempo y discusión acertada la que se viene, discusión que por cierto ya no puede esperar.

Comments

comments

No hay comentarios