Inicio ECONOMÍA Banxico se anticipa a la Fed y sube su tasa hasta 6.75%

Banxico se anticipa a la Fed y sube su tasa hasta 6.75%

0
Compartir

El Banco de México (Banxico) subió este jueves su Tasa de Interés Interbancaria a un día en un 25 puntos base, para dejarla en un rango de 6.75%, nivel no visto desde el mes de abril del 2009.

La decisión, que fue unánime, no estuvo en línea con las expectativas de la mayoría de los analistas, que anticipaban que la entidad dejaría estable su tasa en un nivel de 6.50 por ciento.

Con esta, el Banxico ha hecho tres alzas de tasas durante este año, la primera fue en el mes de febrero por 50 puntos base y la segunda durante el mes de marzo por 25 puntos base.

Desde diciembre del 2015 donde el banco central mexicano cambió su política, lleva nueve alzas de tasa por 375 puntos base.

Para el Banxico desde su última decisión de política monetaria, las condiciones en los mercados financieros nacionales continuaron mejorando, en congruencia con lo observado en los mercados globales. El tipo de cambio mantuvo una significativa apreciación con respecto a los niveles alcanzados al inicio del año.

El banco destacó que, si bien su volatilidad continuó siendo alta, fue menor que la del primer trimestre del año. Los episodios de mayor volatilidad respondieron a la incertidumbre con respecto a la postura de Estados Unidos en materia comercial.

Detalló que, durante los primeros tres meses del año, la economía mexicana siguió expandiéndose a un ritmo similar a lo observado en el último trimestre del 2016.

Con el objeto de evitar contagios al proceso de formación de precios en la economía, anclar las expectativas de inflación y reforzar la contribución de la política monetaria al proceso de convergencia de la inflación a su meta, la Junta de Gobierno del Banxico decidió por unanimidad aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base, a un nivel de 6.75 por ciento.

Hacia adelante, la Junta de Gobierno aseguró que seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio y de los incrementos en los precios de los energéticos al resto de los precios. También se mantendrá atenta a la evolución de la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y a la evolución de la brecha del producto. Esto, con el fin de estar en posibilidad de continuar tomando las medidas necesarias para lograr la convergencia eficiente de la inflación al objetivo de 3.0 por ciento.

FUENTE: EL ECONOMISTA

Comments

comments