Inicio COLUMNAS Ágora – El futuro de la Patria

Ágora – El futuro de la Patria

0
Compartir

Por: Pepe Chedraui

Llegamos al mes de septiembre y con él vienen noticias de mucha esperanza, por ejemplo que los semáforos de riesgo de contagios en el país están cambiando paulatinamente a naranjas, y si la tendencia continúa estaremos pasando a verde, además de que la vacuna cada vez está más cercana.

Sin embargo, también tenemos que reconocer que en septiembre volvemos a sentirnos inspirados por nuestros orígenes como mexicanos, por resaltar el orgullo de ser y de pertenecer a nuestro territorio nacional, es cuando todos sentimos que somos un solo país y que como mexicanos podemos gritar con orgullo ¡Viva México!

Nuestros símbolos patrios son lo que le da vida a nuestros ideales, nuestras tradiciones, el cimiento de lo que somos, nuestros antepasados las heredaron a nuestros abuelos, a nuestros padres y a nosotros mismos. Por eso es nuestra responsabilidad seguir enseñando a los más jóvenes de dónde venimos y celebrar con mucho orgullo la independencia de México.

Es una de las mayores enseñanzas que tenemos como pueblo, porque es una muestra de valentía y de lucha por el honor de nuestra gente, jamás la independencia fue pensada para conquistar el poder para intereses personales, sino más bien se llevó a cabo para que juntos pudiéramos alcanzar el desarrollo y bienestar de todos los mexicanos y para todos los rincones del país.

Hoy tenemos enemigos muy importantes que vencer, la pobreza, la desigualdad, la inseguridad y la apatía en la que vivimos, que lamentablemente puede ser una de las razones por las que no logramos cohesionarnos como sociedad y lograr avanzar a pasos agigantados.

La lucha que nos depara el destino tiene que ver con la evolución mexicana, que si bien hemos avanzado en muchos rubros, al día de hoy no tenemos una constante o pareciera que el rumbo cambia cada vez que llegan las elecciones.

Hoy con toda la firmeza convoco a todos a que este sentimiento patriótico que alimenta nuestro espíritu lo conservemos todo el año, todos los días y a todas horas, porque esta pasión que sentimos es con la que tenemos que caminar juntos para llegar más lejos.

Es tiempo de dejar atrás la cerrazón, el individualismo y la apatía, porque son tiempos de lucha, de tomar las riendas y seguir con la frente en alto y hacia adelante.

No podemos olvidar que para México, cada uno de nosotros somos el soldado que en cada hijo le dio, por lo tanto hay que levantarnos con una visión de futuro, pensando siempre en la solidaridad, la esperanza y la lealtad al país.

¡¡Esta es nuestra lucha!!

Comments

comments