Volver a correr a los 40

Volver a correr a los 40

61
0
Compartir

A los 40 pasan muchas cosas, como que te pase lo mismo cada vez que se acerca el fin del verano ese en el que te ibas a poner más en forma que nunca y en el que resulta que no solo no te has puesto en forma, si no que la ropa de tu armario ha encogido ligeramente y los caminos que suponen tu zona de entrenamiento, parece que tuvieran cuestas (arriba) nuevas.

Esto pasa desde que existe septiembre, pero a los 40 a veces la clarividencia es mayor y también mayor el esfuerzo para ponernos al día.

Eso de que los 40 son los nuevos 30 queda fenomenal pero es… mentira. Esos dolores que te acompañan la mañana después de una larga tirada cuando vas a…. a la ducha… esos, tienes que pensar en ir empadronándolos en casa porque muy probablemente vayan y vengan como un hijo adolescente.

Sin embargo, el nivel de exigencia “runística” a los 40 también es mucho más equilibrado y por eso mola tanto la vuelta a los entrenos entre otras por las siguientes (y ya clásicas) razones.

u cuerpo tiene memoria:

Llevas un tiempo quemando zapatilla y tu cuerpo es generoso y recuerda. No empiezas de 0, empiezas desde 5 o más. El primer entreno un poco serio puede resultar algo durillo, pero no será la tortura que esperabas por lo dicho TU CUERPO TIENE MEMORIA Y TIENE EL CAMINITO HECHO.

Si eres de grupeta y reúnes a la manada, tendrás muchas cosas que contar de este largo y cálido verano (y si no pues las escuchas). Quedar para correr es una excelente manera de ponerse al día con el grupo.

Si eres de entreno solitario, puedes volver al placer de reunirte mentalmente contigo misma para organizar la agenda FEROZ que supone septiembre. Nadie va a molestarte entre zancada y zancada y realmente no tienes que hacer nada porque como te he dicho anteriormente TU CUERPO TIENE MEMORIA.

El calendario de actividades deportivas comienza a llenarse de eventos interesantes, todos para ti. El marcador está a 0. Entra y coge lo que más se ajuste a tus intereses. Establecer nuevas metas es tan ilusionante como estrenar ese cuaderno tan bonito que te acaban de regalar y que huele a nuevo. Es tu momento y nadie te lo va a arruinar (esto me suena de algo….)

Porque después de los excesos, la vuelta a la rutina y al entrenamiento supone que cada día notes los avances tanto a nivel de puesta a punto como de sensaciones y eso, no lo ocultemos, es muy, muy motivador.

Porque correr ahora que empieza a bajar el calor pero todavía no hace frío es como el sexo de las películas: todo ventajas.

Podría seguir hasta mañana por la mañana, pero todos tenemos cosas que hacer así que ya sabéis, queridas corredoras que habéis perreado un poco en verano:

A LOS 40 EMPEZAR DE NUEVO NO ES PESADO, ES UN ALICIENTE Y NOS DICE QUE ESTAMOS VIVAS COMO NUNCA Y QUE SEPTIEMBRE HUELE A TODO LO NUEVO. RECONCILIARNOS CON NUESTROS KILÓMETROS Y PREGUNTARLES SI NOS HAN ECHADO DE MENOS ES MARAVILLOSO.

Comments

comments

No hay comentarios