¿Ven los perros en blanco y negro?

¿Ven los perros en blanco y negro?

224
0
Compartir

La mayoría de las personas se preguntan cómo ven los perros. Existe la falsa creencia de que los perros ven en blanco y negro o que solo distinguen tonos grises. Pero eso no es así. Tienen la capacidad suficiente como para distinguir color y vivir bien con ese sentido.

Los perros si que ven en color, pero lo hacen de una forma distinta a los seres humanos. Su sistema visual es muy diferente al nuestro. En primer lugar, el perro no tiene la misma visión del mundo que la que puede tener un humano. Lo ven todo a no más de medio metro del suelo y, mientras que las personas son capaces de recordar con tan solo la vista, los perros necesitan ayuda de los demás sentidos. El perro utiliza el olfato y el oído para recordar lo que perciben. No solo emplean la vista.

Cuando los perros nacen son ciegos y, los únicos sentidos que les funcionan son el tacto, el olfato y el gusto. Cuando el cachorro cumpla entre diez y quince días el perro comenzará a ver y oír. Es a partir de las seis semanas cuando empieza a desarrollar su percepción visual hasta los tres meses; edad en la que alcanza su visión definitiva.

Visión de los perros
Como hemos mencionado antes, el hecho de que los perros vean en blanco y negro es una leyenda, ya que esto no es cierto. Los perros ven en color pero en un espectro distinto al de los humanos. La visión consta de dos tipos de receptores de color; mientras que los humanos tenemos tres. Los receptores se denominan conos y son lo que causan el espectro de color que somos capaces de distinguir. Cada cono es sensible a un tipo de luz. Uno a la roja, otro a la verde y otro a la azul.

Los perros no pueden percibir determinadas combinaciones de colores que si que perciben las personas, debido a que solo tienen dos tipos de conos. Son las tonalidades entre rojo y verde las que más les cuestan, ya que las ven en tonalidades grises y, los amarillos y naranjas los ven en tonos amarillentos. Los colores que mejor distinguen son los cercanos al azul y violeta. Por ello, si queremos jugar con nuestro perro conviene utilizar antes una pelota azul que una roja, ya que el perro la encontrará mucho mejor.

En general, la vista de los perros no es muy buena, ya que sufren bastantes problemas de visión. Pueden tener miopía, otros, hipermetropía; pero siempre habrá razas con mejor y peor vista. Los perros pueden tener muchos problemas, pero en el caso de que tuvieran ceguera no sería lo peor que les podría pasar, ya que los otros sentidos que poseen le permiten adaptarse a su falta de visión. El oído y el olfato son fundamentales.

Oscuridad
En algo que los perros nos superan es en su visión en la oscuridad. Como hemos mencionado antes, tienen menos tipos de conos que las personas, pero tienen muchos más bastones, que son los encargados de la sensibilidad de la vista en condiciones de poca iluminación. Esto lo han heredado de sus antepasados los lobos, ya que son expertos cazadores nocturnos. Los perros tienen una pupila que tiene la capacidad de dilatarse mucho, por lo que cualquier luz es capaz de estimularla, aunque sea muy tenue.

La vista de los perros no solo cuenta con estas ventajas, tienen una capa llamada tapetum lucidum que se encarga de actuar como un espejo para reflejar los rayos luminosos. Se trata de una capa de células reflectantes. Esta se sitúa en el fondo de la retina, es propia de los mamíferos nocturnos y, por supuesto, no existe en el hombre. Esto incrementa la efectividad de los receptores y es algo que los humanos no tenemos. A modo de curiosidad hay que decir que esta membrana es la que provoca que los ojos de los perros siempre brillen en los lugares oscuros.

Distinción de objetos
Es importante conocer cómo ven los perros, para saber como distinguen los objetos. Son capaces de distinguirlos mejor en condiciones de oscuridad, se sabe que lo hacen entre cuatro y cinco veces mejor que los humanos. Su visión nocturna siempre será mejor que la nuestra. Pero a los caninos les cuesta percibir los objetos en una situación normal. La distancia a la que les cuesta apreciarlos es a unos treinta centímetros y te preguntarás ¿cómo ven los perros los objetos entonces? Pues bien, los ven totalmente borrosos, por eso los huelen o tocan. Sin embargo, su vista es muy sensible al movimiento, ya que según distintas investigaciones, son capaces de detectar movimiento a ochocientos metros. Se cree que los perros son capaces de identificar visualmente a las personas por su forma de moverse, más que por su aspecto o indumentaria. Los perros confían mucho más en su capacidad para detectar movimiento.

También tienen una capacidad mayor que los humanos en cuanto a la frecuencia con la que capturan y procesan las imágenes. Ocurre igual que con las cámaras, que son capaces de procesar más imágenes por segundo que nuestra vista. Los perros, en relación con como captamos nosotros las imágenes, ven a cámara lenta, y es lo que les hace mucho más efectivos a la hora de calcular distancias de objetos en movimiento.

La vista de un perro es capaz de alcanzar menor distancia que la de una persona. Por lo que si las personas necesitamos que esté a cien metros para distinguir el objeto correctamente, los perros necesitan que estén situados a veinticinco metros para hacerlo de la misma manera. Pero nos supera en agudeza visual cuando el objeto está en movimiento, cosa que ya hemos mencionado anteriormente.

Por lo tanto, lo que dejamos claro en este artículo sobre cómo ven los perros es que la teoría de que ven en blanco y negro es totalmente falsa. Son capaces de apreciar colores, menos que los seres humanos, pero desde luego en blanco y negro no ven. También es fundamental saber, a modo de conclusión, que la vista en los perros no es algo prioritario como en el caso de las personas; ya que para ellos, los sentidos del oído y el olfato son mucho más importantes que el sentido de la vista.

Comments

comments

No hay comentarios