Unión Europea para el Reino Unido: ¿Ser o no ser? esa es...

Unión Europea para el Reino Unido: ¿Ser o no ser? esa es la cuestión

176
0
Compartir

Por: Pablo Quiroz Zepeda

Bien lo decía uno de los grandes pilares de la historia del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, William Shakespeare, al decir su gran y tan diminuta pregunta “¿ser o no ser?” y efectivamente, esa fue la cuestión para esa nación en el referéndum del viernes 24 de julio del presente año.

En lo particular, creo que los medios en México tocaron el tema muy por encima o muy a la “mexicana” y no a la “británica”. Con esto, me refiero a que nunca se nos comentaron aquellas fibras económicas y sociales que dividieron desde lo interno hacia lo externo, sino las consecuencias macroeconómicas y de efecto diplomático que afectarían a nuestro país, por eso les llevaré a conocer más a fondo la motivación saliente como otros efectos trascendentes.

En lo económico, por un lado el Reino Unido ya había tenido antecedentes de desilusión con la Unión Europea; descalabros de España, Italia y Grecia dejaban en claro que el efecto de estar unidos no solamente era para un bienestar económico, sino también para un malestar financiero, que visto por muchos de quienes votaron por “el si nos vamos” era una responsabilidad de extraños y no de propios. Otra desilusión económica se encontró por medio del presupuesto que contribuyen los británicos al ser miembros de esta organización regional, arrojando 188 millones de libras al año.

Además de la contribución y los descalabros de otros comunitarios, los votantes por “el si nos vamos” definieron que sus aranceles y regulaciones económicas e industriales debían de ser independientes, en vez de tener que rendir cuentas a un organismo supranacional.

En lo social hemos visto que los británicos vieron un solo lado de la moneda de la migración, ya que, la Unión Europea no solamente trata el asunto de aquellos quienes tratan de buscar una mejor vida, salir de un conflicto o persecución (sin contar aquellos que van con intenciones contrarias), sino también de sus miembros. Para ambos sectores este panorama será una situación de crisis.

Las políticas migratorias esperan ser más severas por el aumento de seguidores o votos que han tenido partidos políticos de corte nacionalista o de línea rígida en el tema de migración de personas que son tanto de la Unión Europea como las que no son. Fundamentalmente el partido político UK Independence Party con su líder Nigel Farage ha promovido tanto el ya real Brexit como políticas que pueden ser migratoriamente duras, que con apoyo demostrado de homólogos opositores en otras partes de Europa como Marine Le Pen del Frente Nacional en Francia, pueden gestionar políticas para minimizar la entrada de refugiados y maximizar políticas de imposición de visas o restricción de las mismas.

Las políticas migratorias hacia todos los miembros (todavía) de la Unión Europea también tendrán serias consecuencias. Es decir, más de 1.2 millones de británicos viven fuera del Reino Unido y las comunidades más grandes de ellos viven en España, Irlanda, Francia y Alemania; justamente en este último país les comparto estimados lectores que tengo amigos británicos que les tengo mucho aprecio y como efecto de esta decisión se encuentran por el momento en un limbo de no saber qué ocurrirá con su estatus migratorio y con sus pensiones, ya que ellos son también beneficiarios de un sistema de jubilación en el que el Reino Unido generaba 1.8 billones de euros para sus connacionales viviendo en la Unión Europea, producto de su propio trabajo. Cabe resaltar que el Servicio Nacional de Salud Británico apoyaba a otros países de la Unión Europea con 600 millones de euros al año para el cuidado y tratamiento de estas personas.

Existe también la comunidad de aquellas personas miembros de la Unión Europea que trabajan en el Reino Unido, que por ser parte de esta organización tienen el derecho de trabajar en ese país, pero que muchos de ellos no saben si con esta situación tendrán que regresar a sus países de origen, entre ellos se destaca a los polacos con 883,000 personas, Rumania con 229,000 y Alemania con 297,000; es decir que estas personas también han hecho su hogar del Reino Unido y también muchos de ellos han hecho amistades, noviazgos, matrimonios, hijos y nietos de manera entrelazada.

Curiosamente Nigel Farage, líder del partido que les mencione es descendiente una familia Alemania, curiosamente la contribución del Reino Unido a la Unión Europea, literalmente es una contribución porque sus regulaciones han sido mejoras de calidad en las industrias, en el intercambio cultural y educativo y curiosamente los británicos han estado rindiendo cuentas en una organización multinacional desde hace mucho, no nos olvidemos que son juntos, pero también representados en la individualidad por Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte y Escocia, que de manera opositora fue el país que más se rehusó a salir de la Unión Europea en el referéndum.

Agradezco su atención y con gusto para dialogar en los comentarios.

Comments

comments

No hay comentarios