Un proceso “sui generis”

Un proceso “sui generis”

264
0
Compartir

Por: Polo Leal.

El del domingo 5 de junio fue un proceso electoral “sui generis”. En principio, por el hecho de que se eligió en la Ciudad de México un Congreso Constituyente, además de 12 gubernaturas y alcaldes y diputados locales en Baja California.

Los pronósticos al interior del PRI eran alentadores: ganar mínimo ocho de las gubernaturas y una competencia cerrada en las otras. El PAN de la mano del PRD, buscaba dar la pelea en algunos estados y en otros sin alianza lucía fuerte.

El PRD con las esperanzas puestas en su alianza con el PAN, porque no se veía por donde pudiera ganar algo sin esa coalición.

El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), buscando en serio el triunfo en 2 estados y acrecentar sus simpatizantes en los demás, para preparar el escenario del 2018.

Y los independientes esperando dar la campanada, como ocurrió hace un año en el Estado de Nuevo León.

Pues los pronósticos del PRI no fueron los correctos, ya que perdió más estados de los presupuestados lo que es un reflejo del hartazgo de la gente por lo que consideran como primer punto un mal gobierno federal, sumado a los pésimos gobiernos en los estados, llenos de excesos en sus administraciones.

El PAN se encuentra en un escenario prometedor rumbo al 2018, aunque no deben olvidar que el domingo fueron en una alianza con el PRD en varios estados, entre ellos uno que da muchos votos como es Veracruz. Habrá que ver si en las elecciones presidenciales jugarán juntos.

Del PRD solo podemos decir que sigue como un partido moribundo, que sin una alianza para el 2018 corre el peligro de perder su lugar como tercera fuerza en el país, frente a un partido como MORENA , que mostró que peleará en el 2018 la Presidencia de la República. Candidatos despreciados por otros partidos y buena estrategia electoral, son las virtudes de MORENA.

Y las candidaturas independientes ayer demostraron que no deben salir solo de ocurrencias, sino que deben venir respaldadas de estructuras, y a esto me refiero que deberán ser impulsadas por la gente que tuvo participación en algún partido político, como fue con el BRONCO en Nuevo León o Kumamoto en Jalisco.

En fin, nada está dicho para el 2018, aunque sí es un golpe duro para el PRI, mismo que por su bien debe aprender de sus errores.

Comments

comments

No hay comentarios