Un éxito festival Coordenada

Un éxito festival Coordenada

90
0
Compartir

La segunda edición del Festival Coordenada presentó un cartel más diverso en sus géneros.

Con dos grandes escenarios principales, este año el festival creció al albergar también un pequeño escenario en el que se presentaron grupos emergentes o con menor convocatoria.

Rebel Cats con su rockabilly, Taraf de Haïdouks y su música de origen romaní (gitano), junto con los sets de División Minúscula y El Columpio Asesino marcaron un comienzo intenso, lleno de energía y con miles de personas escuchando las propuestas.

Pero la presentación que sobresalió en las primeras horas del festival fue la de los chilenos Los Tres. Dieron un concierto breve, pero cargado de temas emblemáticos e invitados especiales que hicieron la tarde inolvidable. Los Tres aprovecharon al máximo la presencia de otros músicos: Mon Laferte y Rebel Cats los acompañaron en las primeras canciones, para luego recibir a Meme y más tarde a Rubén Albarrán, ambos de Café Tacvba. Un cóver de Juan Cirerol fue un entremés, con el invitado ausente. Lo mejor vendría para el final, cuando los chilenos interpretaron su clásico Déjate caer junto con Joselo, Rubén y Meme, 75% de Café Tacvba.

Dread Mar I y El Gran Silencio (con un slam descomunal) fueron los siguientes números en los foros principales, mientras que Little Jesus y Nacho Vegas hicieron lo propio en el Otro Stage, que tuvo algunos detalles en el sonido debido a la saturación del volumen.

Cayó la noche y Natalia Lafourcade volvió a presentarse en Guadalajara con su material Hasta la raíz. Hacia el final de su set, antes de cantar No más llorar, la cantante mexicana comentó: “Esta canción se la dedicó a México, estamos pasando por un momento muy difícil… Hay que pedir amor, dar amor”.

Posteriormente Dandy Warhols tomó el escenario contiguo. El grupo suplente luego de las cancelaciones ofreció un repertorio con su característico sonido surgido en los noventa. El vocalista de la agrupación agradeció a las otras banda que han tocado antes que ellos.

Al cierre de la edición, Café Tacvba iba a mitad de su concierto, luego de un movido inicio donde incluyó ritmos vernáculos mexicanos con su clásico Ingrata.

Fiel a su actitud, Rubén Albarrán comentó: “Vale… trabajar y estudiar”.

Según cifras de Protección Civil y de los organizadores, cerca de las 10 de la noche el número de asistentes era de 20 mil personas.

Comments

comments

No hay comentarios