UdG participa en proyecto de biocombustible

UdG participa en proyecto de biocombustible

72
0
Compartir

La producción de biocombustible a partir de residuos orgánicos es una realidad en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), donde el Cuerpo Académico de Ingeniería de Bioprocesos cuenta con una planta piloto que produce gas metano a partir de residuos de la industria tequilera como las vinazas, el cual podrá ser utilizado para la generación de energía eléctrica.

“Lo vimos como un nicho de oportunidad muy importante por el alto contenido de materia orgánica que genera la industria tequilera, antes no significaban un problema porque la industria no era tan grande, pero con el tamaño de las producciones que ahora se tienen, el problema ha ido creciendo y tenemos ya una contaminación de los mantos acuíferos aledaños a las industrias”, informó el doctor Hugo Óscar Méndez Acosta, profesor investigador del CUCEI, miembro del cuerpo académico.

Con este proyecto, el CUCEI forma parte del Centro Mexicano para la Innovación de Bioenergía (CeMIE-Bio), en el Clúster “Biocombustibles Gaseosos”, una estrategia impulsada por el gobierno federal para la generación de energía eléctrica a través de fuentes renovables.

El clúster financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) y la Secretaría de Energía (SENER), con 104 millones de pesos, es liderado por el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica de San Luis Potosí, el Instituto de Ingeniería de la UNAM, la Universidad Autónoma Metropolitana en los campus de Iztapalapa y Azcapotzalco, así como la UdeG, por medio del CUCEI.

Méndez Acosta dio a conocer que ya fue presenta una propuesta ante el Comité de Ecología de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, apoyados por la Secretaría de Innovación del Estado de Jalisco, para que en el corto plazo se pueda transferir la tecnología a las empresas tequileras que quieran producir energía a partir de sus propios desechos.

“También está la opción de que llevemos a cabo la construcción de una planta comunitaria en la que diferentes industriales del tequila, lleven ahí sus aguas residuales y se les cobre cierta cantidad, y a partir del tratamiento de estas afluentes se pueda generar electricidad y utilizarla en algunas colonias o en las poblaciones cercanas donde se ponga a operar esta planta”.

Para hablar sobre su participación en el clúster del CeMIE-Bio, el doctor Méndez Acosta, también coordinador de la Maestría en ciencias de procesos biotecnológicos del CUCEI, participó el martes pasado en un panel de expertos sobre producción de biocombustibles gaseosos organizado por la UNAM.

Comments

comments

No hay comentarios