Todo lo que debes saber sobre la reproducción asistida

Todo lo que debes saber sobre la reproducción asistida

85
0
Compartir

Quedarse embarazada es una experiencia totalmente diferente para cada mujer. Mientras una puede conseguirlo tras varios intentos (o incluso sin intentarlo) a otras les puede ser mucho más difícil. Si tras cierto tiempo intentándolo la mujer no se queda embarazada debe consultar a su médico para descubrir si tanto ella o su pareja tienen algún problema de infertilidad.

Sin embargo, tener cierto grado de infertilidad no significa que no se puedan tener hijos. La ciencia ha logrado un gran avance en este campo y los resultados que se pueden conseguir con la gestación a través de técnicas de reproducción asistida son los mismos que con una gestación natural. Si quieres tener más información sobre estas técnicas en BekiaSalud te traemos todo lo que necesitas saber.

¿Qué tratamientos existen?
El nacimiento de la primera ‘niña probeta’ data de 1978 en Inglaterra. Gestada a través del método de fecundación in vitro, marcó un antes y un después para todas aquellas parejas que no podían tener descendencia de forma natural. Desde entonces han surgido nuevas técnicas, cada una de ellas más apropiada para los problemas específicos para cada pareja.

1. Inseminación artificial.

El procedimiento de la inseminación artificial puede llevarse a cabo a través de diversas técnicas como simplemente introducir el semen del hombre dentro de la vagina de la mujer. Otro método más eficaz y complejo se basa en colocar el esperma del hombre dentro del cérvix, las trompas de Falopio o el útero de la mujer usando un tubo largo y fino o inyecciones.

Se recomienda esta técnica para las mujeres que tienen problemas en el cérvix y para hombres con poca cantidad y movilidad de esperma, hombres que no pueden tener erecciones o sufren de eyaculaciones retrógradas.

Este método puede ser combinado con otros fármacos para estimular la fertilidad, lo que aumentará el porcentaje de conseguir un embarazo. El éxito de la inseminación artificial dependerá de las causas de infertilidad de las parejas. Si se produce de forma mensual con el semen frío o congelado las probabilidades de éxito serán mucho mayores. Otras características como la edad de la mujer o las medicinas para la infertilidad que se consumen también influirán en el resultado.

2. Fecundación in vitro.

La ai/]http://www.bekiapadres.com/articulos/fecundacio-in-vitro/”>fecundación in vitro consiste en extraer un óvulo de la mujer y esperma del hombre e incubarlos juntos en un laboratorio para que se desarrolle un embrión. Una vez conseguido se implanta el embrión en el útero de la mujer donde se puede desarrollar un embarazo con éxito.

El tratamiento empieza con una estimulación de los óvulos en la que la mujer toma medicamentos para que varios óvulos maduren de una vez. Estos fármacos se distribuyen a través de inyecciones que se administran cada 10 días aproximadamente. La evolución se monitoriza con ecografías transvaginales y cuando llega el momento en que los óvulos están suficientemente maduros se inyectan hormonas hCG, que inician el proceso de ovulación.

Tras esto, se procede a retirar los óvulos para que puedan ser fertilizados. Es una técnica que suele durar alrededor de 30 minutos y en la que se administra a la paciente un sedante suave o analgésicos. A través de una sonda de ultrasonido, se introduce una aguja en la vagina que llega a los ovarios y succiona los óvulos. En lo que refiere al hombre, sólo tendrá que entregar una muestra de semen, que, en el caso de que esté totalmente sano se dispondrá junto al óvulo en una incubadora para que proceda la fertilización. Una vez haya sucedido, se insertará el embrión en la mujer de 6 a 10 días después, utilizando también una aguja que llegará al útero a través de la vagina.

3. Reproducción asistida con terceras personas.

Es la opción para parejas homosexuales que desean tener hijos, madres solteras o para las parejas heterosexuales que no pueden concebir a través de los dos métodos anteriores. Encontramos tres procedimientos:

– Donantes de esperma. Cuando el hombre no puede producir esperma o tiene muy poca movilidad e incluso si sufre de alguna enfermedad hereditaria se puede recurrir a un donante de esperma. El proceso a seguir para la gestación es el mismo que en la inseminación artificial o la fecundación in vitro.

– Donantes de óvulos. Cuando la mujer no puede producir óvulos sanos que se puedan fertilizar. La donante pasará por lo mismo que la mujer en la fercundación in vitro, pero en lugar de volverle a insertar a ella el óvulo fertilizado se introduce en la madre. Es recomendable para las mujeres que han pasado por quimioterapia o radiación, que no tienen ovarios por diversas razones o que también tiene algún tipo de enfermedad genética.

– Vientre de alquiler. En España esta opción es ilegal, sin embargo en otros lugares como ocho estados de Estados Unidos está ampliamente aceptada. Cuando por algún motivo la mujer no puede llevar un embarazo se puede buscar a otra mujer para que lo tenga. Pueden darse dos casos al respecto: el primero, que el vientre de alquiler geste un embrión con su óvulo y el semen del hombre de la pareja, y el segundo que el semen sea del hombre, el óvulo de la mujer, pero por dificultades a la hora de llevar adelante un embarazo, este embrión se coloque en el útero del vientre de alquiler.

¿Por qué las parejas eligen la reproducción asistida?
Por supuesto, la principal razón son los problemas de gestación, lo que se considera tras un año de intento con sexo sin protección en los periodos de mayor ovulación. Estas dificultades pueden deberse a muchísimas circunstancias, por lo el médico especialista sabrá aconsejar qué tratamiento es mejor para cada uno.

Las parejas homosexuales podrán encontrar en la reproducción asistida la solución si desean tener un hijo relacionado biológicamente con uno de ellos, así como las madres solteras. La situación de los padres solteros que quieran recurrir a la inseminación artificial está difusa, ya que los vientres de alquiler no son legales en nuestro país.

¿Cuáles son los pros y contras de la reproducción asistida?
Tanto la fecundación in vitro como la inseminación artificial suponen un gran avance en la ciencia reproductora para aquellos que tienen problemas de gestación. Por lo tanto, la mayor ventaja es que personas que antes no podían tener hijos lo podrán hacer hasta cierto punto gracias a estos tratamientos. Además, como ya hemos dicho, ofrece la misma posibilidad para parejas homosexuales o mujeres que quieren tener a sus hijos sin un padre.

Sin embargo, la reproducción asistida también contempla algunas desventajas que derivan del proceso. La madre puede estar en riesgo de sufrir de síndrome de hiperestimulación ovárico, infecciones o hemorragias por la succión de los óvulos y problemas a causa de las inyecciones de hormonas. También es habitual el embarazo múltiple, ya que para tener más posibilidades de una gestación óptima se suele insertar más de un embrión.

Para terminar cabe decir que el proceso de reproducción asistida puede llegar a resultar caro, por lo que una persona que no tiene un nivel adquisitivo alto no será capaz de mantener todo el tratamiento.

Comments

comments

No hay comentarios