Inicio ZONA METROPOLITANA Tlajomulco convierte “popochas” en fertilizante orgánico

Tlajomulco convierte “popochas” en fertilizante orgánico

155
0
Compartir

Este día el Presidente Municipal de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho encabezó una visita al centro de composteo en donde se realiza el proceso producción de composta orgánica a base de miles de kilogramos del pez conocido comúnmente como “popochas”.

Esta composta será aplicada durante este año en al menos 150 hectáreas de parcelas en torno a la laguna de Cajititlán, en un proceso de reconversión de la agricultura con la finalidad de eliminar la aplicación de fertilizantes químicos, una de las causas de las grandes mortandades de este pez durante el temporal de lluvias.

Este proceso se realiza como parte de la estrategia integral del Gobierno de Tlajomulco para enfrentar con diferentes acciones la contaminación existente en la Laguna de Cajititlán y su problemática ambiental, que ha devenido año con año en la mortandad masiva de “popochas” durante el temporal de lluvias.

Alberto Uribe habló del trabajo que realiza su administración en conjunto con los productores agrícolas locales para transitar a la utilización de fertilizantes orgánicos como la composta, “Tenemos que hacer cosas diferentes en Cajititlán para irla recuperando, el mayor problema que tenemos en Cajititlán es la utilización de fertilizantes químicos, el fosfato y el nitrato es lo que termina matando a la “popocha” y la idea que tenemos es que en toda esta zona la gente empiece a trabajar en una producción orgánica con esta composta que estamos produciendo y que en este momento la estamos regalando y que vamos a seguirla regalando al menos dos años más”.

Uribe fue enfático en señalar que no está dispuesto a detenerse en un debate estéril sobre las “culpas” por la problemática ambiental en Cajititlán, “La mayoría de autoridades buscan como culpar… y eso fue lo que hicieron cobardemente, lo que nosotros planteamos es cómo generamos una solución, cómo generamos una alternativa, en este momento estamos trabajando con este proyecto de composta orgánica y ustedes están viendo el procedimiento”.

El presidente municipal explicó que hasta este momento se han extraído unas 50 toneladas de “popochas” de la laguna, mismas que han sido incorporadas a la producción de composta, dijo además que la proyección para este año es lograr una pesca de al menos 180 toneladas de este pez.

Este proceso es parte de los acuerdos del Consejo Ciudadano Cajititlán Sustentable, en donde se encuentran representadas las 5 comunidades en torno a la laguna (Cajititlán, Cuexcomatitlán, San Lucas Evangelista, San Juan Evangelista y San Miguel Cuyutlán), así como las cooperativas de pescadores, universidades y organismos gubernamentales.

El Director de Gestión Ambiental del Municipio, Miguel León Corrales explicó el proceso de pesca está siendo realizado por los propios integrantes de las cooperativas pesqueras de las comunidades en torno a la laguna, y se realiza de una manera muy concienzuda para extraer únicamente este tipo de pez, sin afectar a las demás especies que habitan en el vaso lacustre.

León Corrales dijo que desde este primer año de la aplicación de este programa de conversión a agricultura orgánica se ha logrado gran éxito al sobrepasar las expectativas de inclusión de hectáreas en el programa, “La composta está siendo entregada a los campesinos que están participando en nuestro programa, son 62 estamos hablando de 150 hectáreas, que para nosotros no es poca cosa porque nuestra meta inicial eran 100 hectáreas para este año, y ya estamos en 150 desde el primer año”, dijo que se espera para este año una producción total de 1,500 toneladas de composta a base de popocha para las parcelas ubicadas en torno a la laguna.

Durante el arranque de este programa el Gobierno de Tlajomulco logró un convenio con una empresa que cuenta con las instalaciones propias para la producción de la composta, en tanto se termina con las adecuaciones de la planta de composteo municipal en lo que era antes un tiradero de basura municipal y que antes que termine este año deberá estar operando como un centro estratégico para la nueva cultura agrícola de Tlajomulco.

Durante los meses de agosto de 2014 y 2015 sobrevinieron grandes mortandades de peces en la laguna de Cajititlán. En estos episodios ha sido evidente la convergencia de factores como los escurrimientos de químicos aplicados en torno a la laguna para la agricultura, la competencia por el oxígeno en el agua ya de por sí disminuido al tratarse de una cuenca endorreica, así como la contaminación del agua por la insuficiencia de capacidad de saneamiento de las plantas de tratamiento.

La reconversión de los procesos productivos del campo en torno a la laguna es una de las estrategias para remediar la problemática ambiental de Cajititlán, pero el Gobierno de Tlajomulco ya trabaja también en otros frentes como una gran inversión en la ampliación de las plantas de tratamiento por más de 150 millones de pesos, así como la instalación de tecnologías como aireadores para oxigenar la laguna y la instalación de biofiltros y humedales.

Comments

comments