¡Ten cuidado! Los perros también pueden sufrir resfriado

¡Ten cuidado! Los perros también pueden sufrir resfriado

62
0
Compartir

La mayoría de la gente piensa que el resfriado es una enfermedad común propia y única del ser humano, sin embargo si tienes perros debes saber que este tipo de animales también pueden resfriarse en cualquier momento de su vida al igual que le ocurren a las personas.

Si tienes un perro como mascota, no pierdas detalle y pon mucha atención al siguiente artículo, ya que te hablaré más detalladamente del resfriado en los caninos, cuáles son sus principales síntomas y el mejor tratamiento a seguir para terminar con dicha enfermedad.

Síntomas que hacen indicar que el perro está resfriado
Al igual que ocurre en el caso de las personas, los síntomas que pueden indicar que tu perro esté resfriado son muy claros y evidentes, por lo que no tendrás ningún tipo de problema a la hora de identificarlos.

– Estornudos: Si tu perro empieza a estornudar de repente y de una forma repetida a lo largo del día, todo hace indicar de que pueda estar resfriado. Se trata sin lugar a dudas de unos de los síntomas más comunes del resfriado y deberás estar pendiente por si los estornudos van a más e iniciar un tratamiento específico para combatir dicho problema de salud.

– Mucosidad: Al igual que ocurre con las personas, otros de los síntomas más comunes que produce el resfriado en los perros es la aparición de una gran cantidad de mucosidad en las fosas nasales, que les causa graves problemas a la hora de respirar.

Se trata de un síntoma bastante molesto ya que provocará que el animal no pueda respirar correctamente y sienta en algunos momentos como que se ahoga. Si observas que dichos mocos van acompañados de algo de sangre, es importante que acudas rápidamente a un veterinario para que lo pueda explorar detenidamente a tu mascota, ya que puede ser algo más serio que un simple resfriado.

– Tos: Si tu perro tose con frecuencia y notas que le cuesta respirar con dificultad con el paso de las horas, es posible que esté resfriado. En el caso de que el resfriado sea bastante fuerte e importante, es normal que la propia tos vaya acompañada con algún que otro vómito, por lo que no debes alarmarte en exceso.

En este caso, es importante que acudas a tu veterinario de confianza para que lo pueda examinar detenidamente y le mande algún tipo de tratamiento para que pueda mejorar de dicho resfriado con el paso de los días.

– Mal cuerpo: El propio resfriado suele ir acompañado casi siempre con cierto malestar general que en muchas ocasiones se suele confundir con un sentimiento de apatía o tristeza por parte de los propios perros.

Sin embargo, si dicho malestar en el cuerpo va acompañado con algunos de los síntomas descritos arriba, es casi seguro que tu querida mascota se encuentre resfriada y constipada.

Qué hacer si tu perro está resfriado
Una vez tengas la certeza de que tu perro está resfriado y por consiguiente está enfermo, deberás seguir una serie de pautas y consejos muy sencillos para que el animal vaya mejorando con el paso de los días hasta que se recupere totalmente de dicho resfriado y no tengas problemas de salud.

– Es realmente aconsejable el preparar un espacio de la casa para que el perro pueda descansar tranquilamente y pueda recuperarse de la enfermedad al completo. Debe de ser un sitio sin nada de ruido y con una temperatura agradable en el que el perro se encuentre bien y se vaya recuperando poco a poco del propio resfriado.

– Es muy normal que al encontrarse enfermo, el perro no tenga demasiadas ganas de comer y haya perdido el apetito. A pesar de ello, debes conseguir por todos los medios que beba mucha agua para evitar que termine deshidratado como consecuencia de ello, haya que ingresarlo inmediatamente.

El agua es un remedio natural perfecto a la hora de terminar con la abundante mucosidad que puede tener en las fosas nasales y de esta forma pueda respirar mucho mejor.

– A la hora de comer, puedes darle un poco de arroz blanco con pollo hervido que le ayude a mejorarse poco a poco y recuperar toda la salud. No te desesperes en exceso ya que es normal que al principio tu perro no tenga mucha hambre, pero poco a poco debes insistir hasta que vaya comiendo y recuperando el apetito.

– Un elemento bastante importante que debes tener en cuenta en el caso de que tu perro esté resfriado, son los peligrosos cambios de temperatura que pueda sufrir su cuerpo. Estos cambios pueden provocar que el resfriado se agrave más de la cuenta y tu perro no termine de recuperarse del todo de un simple resfriado.

Es por ello que la habitación en la que descanse tu mascota, debe de ser un lugar con una temperatura agradable ya que de esta manera el can se recuperará mucho más pronto y podrá descansar tranquilamente.

En el caso de que veas que a pesar de estos cuidados tan sencillos que debes realizar a tu mascota, tu perro sigue sin mejorar y la enfermedad se prolonga en exceso en el tiempo, es aconsejable que acudas rápidamente a un veterinario para que lo explore a fondo y lo pueda tratar como debe.

No apures demasiado ya que un resfriado mal curado puede transformarse en una peligrosa neumonía o pulmonía y hacer peligrar la vida del perro. Como has podido ver y en contra de lo que mucha gente piensa y cree, los perros también se pueden resfriar y padecer los mismos síntomas que en el caso del ser humano.

Sin embargo no debes porque preocuparte en exceso por ello, ya que con mucho cariño por tu parte, con el tratamiento adecuado del veterinario y mucha atención por tu parte no tendrá nada de problemas a la hora de recuperarse y estar de nuevo al 100 %. Espero que hayas tomado muy buena nota de todos los detalles y sepas darte cuenta rápidamente si tu perro está resfriado o no.

Comments

comments

No hay comentarios