Sting en México

Sting en México

173
0
Compartir

Uno de los nombres más importantes en la música británica, Sting, se presentó la noche de ayer en la Arena Teques, en el estado de Morelos, donde le recordó a su público mexicano por qué con su talento y su responsabilidad social, recordando a los desaparecidos en México, es uno de los íconos de la música inglesa.

Tras cinco años de ausencia de los escenarios mexicanos –su anterior presentación fue en 2010 en el Palacio de las Vizcaínas del DF– Sting regresó a tierra azteca para presentarse ante siete mil personas, según cifras oficiales. Deleitó a sus fans con los éxitos –en solitario y con los de The Police– que lo han consolidado como una de las figuras más representativas de la música británica.

Las luces se apagaron desde las ocho de la noche; sin embargo, la emblemática figura del bajista tardó 20 minutos en aparecer, y cuando lo hizo todo fue mágico. If I Ever Lose My Faith in You fue la encargada de abrir la velada logrando que el público abandonara su asiento, se levantara, y comenzara a cantar con él.

NOCHE CON DEDICATORIA

Los utlraligeros que surcaron el cielo del lago de Tequesquitengo durante la tarde cedieron, en la noche, su espacio aéreo a los drones con cámaras que documentaron cada movimiento de los músicos en el escenario.

Buenas noches”, fueron las primeras palabras que el inglés, ataviado con camisa y pantalón negros, y una crecida barba, sostuvo con su audiencia, quienes recibieron temas como Every Litte Thing She Does Is Magic e English Man In New York con la mejor actitud mientras bailaban y aplaudían al ritmo de las percusiones.

Muchas gracias”, dijo Sting en español, arrancando la ovación de sus fans, quienes a cada movimiento del bajista reaccionaban. “Hola soy Sting estoy muy contento de estar aquí con ustedes”, dijo en español mientras presentó a los músicos que lo acompañaron, quienes no desperdiciaron el tiempo y comenzaron a disparar las primeras notas de So Lonely.

En una secuencia continua el exlíder de The Police interpretó When the World is Running Down, original del trío británico con el que se dio a conocer alrededor del mundo. Sin duda la estrella de la noche era Sting y su bajo, pero el solo de guitarra interpretado, entrelazado con el del piano hicieron de la velada una delicia para los fans.

Sting no sólo es The Police, trabajos en solitario como Fields of Gold tocaron las fibras profundas de la audiencia cuando el músico la dedicó a los desaparecidos del país. “¿Qué tal? Esta canción es dedicada a los desaparecidos de México”, dijo Sting y sin esperar comenzó a interpretarla, arrancando la ovación de la audiencia.

Driven to Tears mantuvo al público atento en lo que sucedía sobre el escenario; sin embargo, Sting prefirió que la audiencia volteara la vista al cielo. “Yo digo ‘heavy cloud’, ustedes dicen ‘no rain’”, ordenó el también vinicultor para dar paso a Heavy Cloud No Rain.

A las nueve de la noche el termómetro marcaba 27º centígrados, pero la energía que Message In a Bottle y Shape of My Heart elevaba la temperatura aún más, los recuerdos de aquella generación que creció con la música de Sting hacía que cada nota y cada palabra de las canciones se apoderaran de todos los espacios alrededor del lago de Tequesquitengo.

La Arena Teques vibró con Walking on the Moon, pero fue con el cláscio de The Police De Do Do Do, De Da Da Da que el público saltó de sus lugares para moverse al ritmo que el bajo de Sting y la batería les indicaba, para después hacer que exhalaran con toda la fuerza que tenían con Roxanne, mientras el escenario se encendía en tonos rojos.

Con la energía en el punto más alto Sting salió del escenario para, segundos después regresar y darle voz, con influencias árabes a Desert Rose, con la cual adultos, jóvenes e incluso niños, bailaron, pero lo mejor estaba por venir.

Con King Of Pain, el que fuera en su juventud maestro de español en escuelas primarias del Reino Unido logró que varios en la audiencia recordaran su niñez al lado de
sus hermanos mayores, pero sin duda fue el éxito de The Police, Every Breath Your Take, el más esperado, Next To You y Fragile, con el que Sting se despidió de sus fans tras 100 inolvidables minutos de concierto. “Adiós”, fueron sus últimas palabras antes de abandonar el escenario, mientras un diluvio de aplausos caía sobre él.

Comments

comments

No hay comentarios