Señales de que serás una buena mamá

Señales de que serás una buena mamá

159
0
Compartir

¿Nunca te has preguntado qué tipo de mamá serías?

El sueño de muchas mujeres es convertirse en mamás algún día, pero eso no quiere decir que estén listas en ese momento, o que puedan lidiar con todas las obligaciones después de un par de años.

Te gustan los niños: No tienes que desear pasar cada momento con ellos, pero con que te agraden y mimes a los pequeños que no son de tu familia, es más que suficiente. Si este es tu caso, es más que obvio que estás encantada con tener niños, y esto es la razón principal para tener hijos, ¡qué los quieres!
No eres egoísta: La maternidad requiere poner las necesidades de tu hijo antes que las tuyas. Cuidarte es importante, pero tienes que estar dispuesta a pensar en otra persona primero. Y realmente no es difícil, el amor te obligará a hacer cosas que antes ni siquiera pasaban por tu mente.

Eres paciente: Las mamás necesitan paciencia. Claro que no es un requisito, pero sí un plus. Nada probará más tu habilidad para guardar la calma que los rayones en las paredes, gritos de bebés y lágrimas sin parar.
Te preocupas por ser mamá: Otra señal que te garantiza serás una buena mamá es preocuparte por serlo. Posiblemente ha pasado por tu mente qué tipo de madre serías, qué valores te gustaría transmitir y de qué forma criarías a tus pequeños.

Te entretienen los niños: Si no te gustan los niños y no te parecen ni siquiera entretenidos, no estás lista para tener los tuyos. Es importante que por lo menos te parezcan interesantes y divertidos, ya que pasarás muchísimo tiempo con ellos cuando seas madre.

Entiendes la responsabilidad: Aunque no puedes entender el gran peso que conlleva la maternidad, por lo menos te has dado una idea de que tendrás bajo tus hombros una grande responsabilidad. Esto es importante porque quiere decir que eres realista y comprendes más o menos lo que te depara el futuro.

Te estás cuidando durante tu embarazo: Si estás embarazada y lees esta nota porque estás preocupada por lo que está por llegar, ¡relájate! El hecho de que estés cuidando a tu bebé desde ahorita es una buena señal. Es normal que estés nerviosa y un poco estresada, pero todo saldrá bien si verdaderamente sientes cariño por ti misma y tu pequeño.

Comments

comments

No hay comentarios