Segura, sólo 35% de la carne.- Cofepris

Segura, sólo 35% de la carne.- Cofepris

92
0
Compartir

Sólo el 35 por ciento de la carne que se consume en México proviene de rastros Tipo Inspección Federal (TIF) en los que se garantiza que los alimentos sean inocuos, informó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Al presentar los avances del Proyecto Nacional de Rastros, Mikel Arriola, titular de Cofepris, informó -ante 150 líderes estatales responsables de estos establecimientos- que el 65 por ciento de la carne consumida en México se procesa en rastros municipales y mataderos que no cuentan con estándar TIF.

Los establecimientos TIF son instalaciones de sacrificio de animales de abasto que, a través de sistemas de inspección y controles de alto nivel, garantizan el cumplimiento de las regulaciones de la Sagarpa para que los alimentos sean inocuos.

También minimizan el riesgo de que la carne sea una fuente de zoonosis (enfermedades transmitidas de animales a humanos) o una fuente de contagio para otros animales.

Entre las enfermedades que pueden presentarse por el consumo de carne contaminada están la cisticercosis, infecciones intestinales, intoxicaciones, salmonelosis, triquinosis, entre otras.

La Cofepris informó, a través de un comunicado, que uno de los objetivos del Proyecto Nacional de Rastros es convertir los rastros municipales en rastros regionales TIF para reducir los riesgos a la salud.

Arriola subrayó que el porcentaje de carne proveniente de rastros TIF pasó de 5 por ciento en 2005 a 35 por ciento en 2015.

La autoridad sanitaria revisa alrededor de 200 rastros al año, de los cuales ha suspendido temporalmente 58 en los últimos tres años por la presencia de clembuterol en el ganado y malas prácticas de higiene.

El comisionado federal también informó que 21 estados aplican la prueba analítica del clembuterol en carne y seis más la implementarán este año.

Para minimizar los riesgos sanitarios en los rastros, Arriola exhortó a los responsables de los establecimientos a contar con un médico veterinario zootecnista que inspeccione al ganado ante y post morten y no llevar a cabo el faenado (separación de las distintas partes del animal) en el suelo.

También utilizar agua potable en todo el proceso, separar las vísceras y capacitar al personal en buenas prácticas de higiene en los rastros.

Comments

comments

No hay comentarios