Se gesta una nueva revolución con la relación entre internet y las...

Se gesta una nueva revolución con la relación entre internet y las cosas cotidianas

121
0
Compartir

¿Cómo influirán la tecnología y la automatización en el futuro de la industria y el trabajo? El doctor Timothy Chou, presidente de Oracle y experto en Internet de las cosas, estuvo en Aldea Digital Telcel – Infinitum 2016 con su ponencia “Hacia un planeta de precisión”, donde habló sobre la importancia de la precisión para el desarrollo de las nuevas tecnologías automatizadas.

“Permitamos que la tecnología solucione y perfeccione aquellas cosas que puede solucionar; mientras tanto, enfoquémonos a aprender, ser creativos y curiosos”, explicó.

¿Cómo podemos utilizar la tecnología para mejorar el servicio?, se cuestionó. “La mayoría de las aplicaciones que estamos desarrollando podríamos pensar que son ‘Internet de la gente’, pero en realidad, aunque el Internet es para servir a la gente, es de las cosas: primero, porque hay más cosas conectadas a Internet que personas; segundo, porque las cosas pueden estar donde la gente no (pueden estar bajo tierra, en el espacio, dentro del cuerpo…); tercero, las cosas tienen más cosas que decir que la gente (como cálculos y relaciones); y cinco, las cosas se programan, la gente no”.

Explicó cómo las cosas están conectadas entre sí: “Todo empieza con las cosas por sí solas, si tú sacas tu teléfono éste cuenta con 12 sensores que no notas. Mañana habrá un celular dentro de tu refrigerador, auto, en cajeros…Una vez que esto suceda, las cosas estarán completamente conectadas. Una nueva generación de tecnología está naciendo con un completamente nuevo espectro de aplicaciones”.

Timothy habló después sobre las implicaciones que esto tendrá en la construcción de maquinaria: “Antes, una persona que construía una máquina para la cosecha no se preocupaba por entender el poco tiempo que una persona tiene para cosechar.” No obstante, hoy la construcción de maquinaria se enfoca a ofrecer un servicio que permita a los consumidores un uso más eficiente y económico de éstos.

“Estamos en el inicio de un nuevo modelo de negocios para las personas que construyen máquinas; estos deben vender también servicios, y conectarlos para asistir a la gente en línea y ofrecer un producto cada vez más preciso y eficiente”.

No sólo los creadores de maquinaria se verían beneficiados por esto (ya que el gasto en técnicos y fallos se reduciría), sino que el usuario, un granjero por ejemplo, que utiliza esta nueva tecnología podría especificar su uso de agua, pesticidas y demás, reduciendo así sus gastos de tiempo y dinero.

“La precisión en transporte mejora la seguridad, pues los humanos fallan. En un tren, por ejemplo, el operador tiene que picar un botón cada 30 segundos para asegurar que está despierto; pero incluso personas dormidas pican el botón. Los humanos no se pueden programar para ser precisos, las máquinas sí. Debemos encontrar el modo de operar más precisamente para poder ofrecer servicios de calidad a todos”.

Lo que expuso el Dr. Chou implica una nueva era en nuestra relación con el trabajo, con las cosas y con Internet, por lo cual es importante mantenernos al día en materia de tecnología. “Aldea Digital es impresionante porque busca ampliar el pensamiento digital y la economía digital, y cada vez más gente debe integrarse a este influjo. Es una gran revolución”.

También es importante ampliar nuestra idea de conocimiento: “El mensaje es que la gente sea curiosa y quiera aprender. Ojalá se pudiera enseñar la curiosidad. El desafío que tiene el sector educativo es enseñar a ser curiosos (si es que eso es posible), así como a cooperar, a trabajar juntos. Lo interesante será enseñar esas cosas a las que por ahora no dedicamos tiempo”.

El doctor Chou comenzó su ponencia expresando que hay diferencias en la mejora personal y la profesional. Contó que desde hace más de 500 años en el templo de Kyoto se escribieron lecciones que nos ayudan a mejorar como personas, y que éstas siguen siendo vigentes: comer más vegetales y menos carne; dormir más y preocuparse menos; reír más y enojarse menos; dar más y desear menos, entre otras. Dijo que es importante tomar en cuenta esos consejos, incluso cuando uno está hablando de mejoras a nivel profesional, para la cual es necesario estar siempre actualizado.

Tim dividió su plática en dos: primero habló sobre el mundo computacional de la nube y después sobre cómo podemos utilizar la tecnología para mejorar el servicio.

En la primer mitad, explicó que “todos usamos aplicaciones de consumo de la nube (Twitter, Facebook, Amazon, servicios de banca en línea…), pero no siempre fue así: Antes comprabas software y lo instalabas en tu computadora a través de discos flexibles (floppy); pero hoy, todo el software se ha mudado a la nube”.

El experto en internet de las cosas nos explica que se le llama así porque “antes existía un ícono de una PC y un servidor conectados a través de una nube”. Nos explica que las distintas redes necesitan de lugares para sus switches y reuters, por lo que se decidió ofrecer la alternativa de almacenar en una red segura. “Amazon dijo: ‘no sólo voy a vender dvd’s, libros y computadoras; también voy a vender espacio de almacenamiento’. Esto atrajo a muchísima gente a este campo y se volvió un gran negocio”, comentó.

Comments

comments

No hay comentarios