Rumbo al 2018, el PRI debe abrir su baraja

Rumbo al 2018, el PRI debe abrir su baraja

303
0
Compartir

Por: José Ángel Gutiérrez

Con miras al 2018, la baraja del PRI debe abrirse. Confiar en el nombre de un solo personaje, no es la mejor estrategia para enfrentar a un contrincante fuerte.

La historia de David y Goliat no se repite de manera frecuente.

En ese contexto, el Senador Jesús Casillas Romero está obligado a levantar la mano. Más allá de sus posibilidades actuales, su sola investidura y representatividad lo obligan a intentarlo.

En momentos en que algunas voces vaticinan -de ya- el fracaso del Partido Revolucionario Institucional frente al Presidente Municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, los priistas tratan de generar una imagen de re-agrupamiento y paralelo a ello, habrán de esforzarse por mostrar que cuentan con más de una carta fuerte.

De momento, propios y extraños aseguran que la única opción del PRI apunta al también Senador Arturo Zamora Jiménez, quien se dice “tiene con qué” hacerle frente a Alfaro.

Pero los tricolores no pueden confiarse.

Existen ya opciones, algunas con lento pero seguro crecimiento, y otras que desde ahora, pareciera se desinflan.

Zamora es el más posicionado entre el círculo rojo. En tanto que Francisco Ayón, Secretario de Educación, comienza a ubicarse como el más conocido en todo el Estado, por su trabajo desde la Secretaría y su constante presencia en las diferentes Regiones de Jalisco.

Otro Secretario, Miguel Castro (titular de Desarrollo e Integración Social), tiene una imagen fresca y desenfadada. Pero al interior del PRI, carece del visto bueno de muchos liderazgos. Éstos serían los primeros en desacreditarlo o negarle su apoyo.

En contraparte, Eduardo Almaguer, Fiscal General del Estado, se ve lejos de ganar terreno. Antes bien, pareciera que su posición en una dependencia que demanda mucho, le ha provocado ligero estancamiento político. Al menos, si pensara en competir para el 18.

Así pues, lejos de buscar una figura fuerte e irrefutable, el PRI debe mostrar que le sobran opciones. Y con el trabajo de su nueva dirigencia -con José Socorro Velázquez y Mariana Fernández- regresar a su militancia a la institucionalidad que siempre les ha caracterizado.

Es ahí donde resulta importante propiciar e impulsar nuevos liderazgos. Uno de ellos, por mérito y por investidura, es sin duda el Senador Casillas.

El tiempo -y el trabajo individual- irá colocando a cada quien en su lugar. Pero por ahora, la baraja tricolor debe abrirse.

Comments

comments

No hay comentarios