¿QUÉ TAN SEGURO SE SIENTE CON LA SEGURIDAD QUE TIENE?

¿QUÉ TAN SEGURO SE SIENTE CON LA SEGURIDAD QUE TIENE?

185
0
Compartir

Nos encontramos en un México donde reina la incertidumbre en torno a los efectivos operativos de seguridad. Desde los que se planean y ejecutan a nivel federal, hasta los que se implementan en su colonia o coto residencial.

Hacia el año dos mil, en México existía una crisis de seguridad, misma que incrementó en número las empresas que brindan servicios de protección privada, de ahí que la Secretaria de Gobernación iniciara con una especie de padrón en donde mediante revisiones y certificaciones, la federación entregaba un número de operación y ciertos permisos para que los elementos pudieran, desde portar un tolete hasta unos aros aprehensores en caso de verse en la necesidad de enfrentar a la delincuencia.

Sin embargo, lo que sucede en ese gremio, el de la seguridad privada, nos debe llevar a la reflexión de quienes resguardan las fábricas, empresas, tiendas de conveniencia, y hasta escoltan vehículos de carga… son elementos que no han sido sometidos a exámenes de confianza, muchos de ellos egresados de las fuerzas del órden público y que por diversas razones se colocaron ahí…otros de la tercera edad que si bien son contratados como vigilantes, reciben sueldos miserables y expuestos a una delincuencia que no respeta edades y suelen ser sanguinarios con estos empleados.

Los exámenes de confianza y sus resultados no arrojan números… arrojan elementos cuya información vale mucho para la delincuencia organizada, es decir, que valen más fuera que dentro de su misma corporación. Es, sin duda un trabucle para el estado esta situación, y más para la población que tiene que lidiar con el Robo, la violación, el secuestro, la extorsión, etc. Y todavía con los malos elementos que si no llegan, llegan tarde a los llamados, o peor aún, involucrados con el sistema delincuencial hacen que hoy en día tengamos más miedo del uniformado, pues tiene permiso para matar, que el delincuente común que, en complicidad muchas veces trabaja al amparo de la placa y el uniforme…

Urge una revisión, una reforma a estos grupos de seguridad privada que ahora, bajo el pretexto –real- de que la delincuencia ha crecido en número y estrategia, sus elementos deben estar armados. Ello llevaría a enfrentamientos donde la población civil estaría expuesta, se empezaría a generar la Ley del Oeste, la del ojo por ojo, la del mercado masivo de armas.

También habría que revisar los parámetros que se utilizan para revisar el historial y el actuar de los agentes de la Secretaría de Movilidad, aunque ellos digan que sólo son preventivos, usan arma de fuego y atribuciones para realizar detenciones, lo que también les convierte en policías de alguna manera. Por lo que también tendrían que ser sometidos a una especie de examen…aunque los resultados podrían resultar igual de escandalosos que el de los uniformados municipales o estatales, y esto significaría una crisis para la Secretaria que encabeza Mauricio Gudiño, sin duda.

Proteger y servir…el lema que en muchos lugares se ha interpretado como solapar e ignorar a quienes hasta Mario Moreno ridió homenaje en una de sus películas. Y usted… qué tan seguro se siente de la seguridad que tiene?

Comments

comments

No hay comentarios