¡Que las ojeras no te delaten!

¡Que las ojeras no te delaten!

25
0
Compartir

No toda la culpa la tiene la falta de sueño. La genética tiene mucho que ver, y también la retención de líquidos y una mala alimentación y la acumulación de toxinas hacen que tengamos los ojos más hinchados. Pero si las tuyas son, simplemente, el resultado de una noche loca, sigue estos pasos para mostrar tu mejor cara por la mañana.

1. Antes de acostarte, sea la hora que sea, vence la pereza y aplícate una crema específica para el contorno de ojos. Es fundamental hidratar la zona dos veces al día (por la mañana y por la noche) aplicando el producto sobre el hueso superior del pómulo extendiendo el producto con ligeros movimientos circulares, realizando un drenaje linfático natural.

2. Duerme con la cabeza más alta que el cuerpo, con la ayuda de una o dos almohadas. Eso hará que el líquido se acumule menos en la zona facial y que te levantes con mejor aspecto y con los ojos menos hinchados.

3. Al despertar, lávate la cara con agua muy fría o aplica sobre los ojos una rodaja de pepino o bolsas de té verde o manzanilla. El secreto es que estén my frías para ayudar a activar la circulación. Si no has sido previsor y no tienes nada de eso bien fresquito, dos cubitos de hielo servirán.

4. Invierte desde ya en el corrector de ojeras adecuado para ti. Debe ser ligeramente más claro que tu piel (uno o dos tonos como mucho, para evitar el temido efecto antifaz). Elígelo mejor en textura líquida y también la base de maquillaje, ya que son más ligeras y no acentúan imperfecciones como arrugas o hinchazón. Aplícalo dando toquecitos desde el lagrimal hacia el exterior del ojo. Si tus ojeras son muy marcadas y tienen una tonalidad morada, utiliza un corrector amarillo para neutralizarlas.

5. No apliques maquillaje sobre el rostro seco, sólo acentuarías más la apariencia cansada. Una buena hidratación es esencial para una piel de aspecto más jugoso y vital. Aplícala en el contorno de los ojos sin frotar, sino dando pequeños toquecitos con la yema de los dedos sobre el hueso de la órbita ocular. Te ayudará a liberar la acumulación de líquido y aumentar la circulación.

Comments

comments

No hay comentarios