Qué es la retención de líquidos y cómo evitarla

Qué es la retención de líquidos y cómo evitarla

76
0
Compartir

“Siento los tobillos hinchados”, “Creo que he cogido algo de peso”, “Tengo la tripa un poco hinchada”, “Me siento muy pesado/a”. En algún momento nos podemos sentir identificados/as con algunas de estas frases porque tienden a ser mucho más comunes de lo que pensamos. No siempre es así, pero muchas veces tenemos este tipo de sensaciones cuando nuestro cuerpo está reteniendo líquidos.

La retención de líquidos es frecuente, sobre todo en mujeres embarazadas y en personas adultas. Sin embargo, puede aparecer a cualquier edad y en cualquier persona, ya sea hombre o mujer.

¿ Qué es la retención de líquidos ?
También conocida como hidropesía, la retención de líquidos consiste en una acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo o en las cavidades corporales. Esta acumulación puede estar indicando que existe algún problema de salud, por lo que es importante conocer cuáles pueden ser las causas de tener un exceso de líquido en nuestro cuerpo.

Además, la retención de líquidos puede verse reflejada en una zona localizada de nuestro cuerpo (por ejemplo, tobillos, abdomen, muñecas o piernas) o puede existir hidropesía generalizada en todo nuestro cuerpo.

Su aparición puede ser repentina, pero normalmente se desarrolla gradualmente, mostrando señales en nuestro cuerpo, como aumento de peso, zonas localizadas hinchadas e, incluso, notar los ojos hinchados al despertarnos.

¿ Por qué se produce ?
Alrededor del 70% de nuestro cuerpo está formado por agua. Los músculos, los órganos y los huesos se forman y nutren de un gran porcentaje de agua. También, el 50% de la grasa está formada por agua.

El cuerpo regula los niveles de agua a través de un sistema de hormonas, que ayudan al riñón a eliminar el exceso de agua a través de la orina. Cuando el riñón no realiza esta eliminación de forma adecuada, puede estar indicando un problema de salud severo, cuya primera sintomatología ser la acumulación de líquidos.

Las causas de la retención de líquidos podrían ser varias, entre ellas :

-Excesiva ingesta de sal : el exceso de sodio es una de las principales causas de la retención de líquidos.

– Estrés : el estrés se hace visible mediante síntomas corporales que afectan a nuestra salud. Entre ellos, se producen un aumento en la presión sanguínea de la cual que puede resultar la retención de líquidos.

-Dieta desequilibrada : existen tres tipos de vitaminas directamente relacionadas con la retención de líquidos. Si se consume poca vitamina B1, B5 y B6 se produce directamente un aumento en la retención de líquidos. En este caso, también influyen los niveles de albúmina, que se trata de una proteína que produce el hígado. Si tenemos bajo nivel de albúmina puede ser causa de la retención de líquidos y, asimismo, este descenso en los niveles de albúmina puede ser causado por una enfermedad del hígado.

-Pre-menstruación y menstruación : durante el ciclo menstrual, los niveles de las hormonas pueden variar. Cuando nos encontramos en los días previos al período o menstruación, los niveles de progesterona se reducen, lo que también puede producir la retención de líquidos.

-Menopausia : durante el período de la menopausia, la fluctuación de las hormonas puede producir retención de líquidos.

-Píldora anticonceptiva : es común que las mujeres aumenten de peso cuando toman por primera vez la píldora, esto sucede porque cualquier medicación que incluya estrógenos puede causar la acumulación de líquidos.

-Embarazo : las mujeres embarazadas tienden a retener más sodio y agua en su cuerpo que las mujeres que no están gestando. Es habitual que la mujer embarazada note hinchazón en sus manos, cara, pies, etc.
-Tensión arterial alta : provoca que los riñones trabajen más ya que se produce una insuficiencia renal, lo que produce una retención de líquidos y de hinchazón en zonas localizadas, como los tobillos, las muñecas, el abdomen o las manos.

-Inactividad física : la falta de actividad en nuestro cuerpo puede causar retención de líquidos, además, mantenerse de pie o sentado/a durante largos períodos de tiempo también produce hinchazones en nuestras articulaciones.

-Algunas enfermedades : artritis, diabetes, enfermedades en el riñón, hígado o corazón, entre otras, pueden producir retención de líquidos e hinchazón en zonas de nuestro cuerpo. Por lo tanto, es importante acudir al médico cuando notemos alguna zona hinchada o que estamos reteniendo líquidos, porque esto puede deberse a alguna enfermedad más seria que aún no hayamos identificado.

¿ Cómo evitar la retención de líquidos ?
Dependiendo de la causa, existen diferentes formas para reducir o evitar la retención de líquidos :

1. Realizar ejercicio regularmente : no se requiere realizar grandes esfuerzos físicos, caminar durante veinte o treinta minutos cada día podría ser suficiente.

2. Intentar no estar durante mucho tiempo de pie o sentado.
3. Reducir el consumo de sal.

4. Elevar las piernas regularmente cada día para mejorar la circulación.

5. Evitar temperaturas extremas.

6. Realizar masajes : si la retención de líquidos se encuentra localizada en algún área de nuestro cuerpo, se pueden realizar masajes suaves en la zona para aumentar la circulación de la sangre.

7. Consumir entre litro y medio y dos litros de agua diarios.

8. Dieta equilibrada : mantener una dieta equilibrada, en la que se consuman pequeñas cantidades de carbohidratos y se aumente el consumo de proteínas y verduras, ya que esto puede fomentar la reducción de líquidos y grasas en nuestro cuerpo, lo que contribuye a evitar la hinchazón o el aumento de peso.

9. Incluye el plátano en tu dieta diaria : el plátano contiene potasio, el cual ayuda a eliminar la retención de líquidos.

10. Eliminar el consumo de bebidas que deshidraten tu cuerpo, como el alcohol.

A pesar del tratamiento personal y natural que decidamos llevar a cabo, es importante acudir al médico cuando notemos que nuestro cuerpo está reteniendo líquidos en exceso. Como se ha mencionado anteriormente, la retención de líquidos puede ser un síntoma de poseer una enfermedad más grave, relacionada con el corazón, el hígado o el riñón. Por lo tanto, es importante hacer una revisión médica para obtener el mejor tratamiento según el problema de salud que podamos tener.

Comments

comments

No hay comentarios