¿Qué causa la alopecia femenina?

¿Qué causa la alopecia femenina?

118
0
Compartir

Muchas personas creen que la alopecia es solo un problema de hombres. Sin embargo, son muchas las mujeres que sufren sus efectos en cualquier momento de su vida. Empezarán a notarla por una rápida caída del cabello y una lenta regeneración del mismo, lo que hará que progresivamente vayan quedándose calvas, tal y como les sucede a los hombres.

Hay diversas razones que llevan a las mujeres a padecer alopecia. En Bekia te contamos cuáles son para que puedas prevenir esta pérdida de cabello y, si la estás sufriendo, te puedas poner en tratamiento lo antes posible para poder así ralentizar la calvicie o evitarla en la medida de lo posible.

Qué es la alopecia femenina
A medida que vamos haciéndonos mayores la cantidad de cabello se va reduciendo, por lo que es normal que con la edad notemos que tenemos menos pelo. Sin embargo, también tiene mucha importancia la herencia que te haya dejado la familia. En aquellas donde sus miembros tienden a sufrir alopecia, tanto hombres como mujeres, es más probable que los hijos también la desarrollen antes.

La calvicie en la mujer es normalmente hereditaria y las féminas que la padecen saben que sus madres o abuelas también pasaron por ella. Lo sabrán porque tendrán menos cabello o presentarán zonas totalmente exentas de pelo, cuando no toda la cabeza, tal y como les sucede a muchos hombres con la edad.

No obstante, si la mujer padece este tipo de calvicie no empezará a perder el cabello solo cuando sea mayor de 45 o 50 años, sino mucho antes. A partir de los 25 años de edad puede notar como empieza a caérsele el cabello más de lo normal. Estos pelos perderán fuerza y serán cada vez más débiles.

Qué causa la alopecia femenina
Los causantes de la alopecia en la mujer son principalmente hereditarios. Aquellas mujeres que la padecen tienen más cantidad de dihidrotestosterona, una hormona masculina que se encuentra el en folículo del cabello. Ésta hace que el folículo piloso vaya disminuyendo su tamaño a medida que la mujer se hace mayor, igual que le sucede a los hombres, y que el cabello se debilite progresivamente terminando por dejar de crecer.

Al principio las mujeres no serán conscientes de que esta hormona está presente en su cabello hasta que no empiecen a perderlo. Sentirán que cada vez es más fino y verán que al levantarse por la mañana o al peinarse les caerá todavía más. A partir de ese momento deberán ponerse en contacto con su médico para averiguar cuál es la causa de su pérdida de cabello, ya que otras enfermedades como los desórdenes alimentarios, cierta medicación o el estrés también pueden hacer que se produzcan etapas de alopecia en la fémina, lo que no es lo mismo que la alopecia hormonal femenina.

Tratamiento y cómo prevenir la alopecia femenina
Seguramente tu médico te realice una serie de pruebas para determinar la causa de tu alopecia. En caso de que confirme que padeces alopecia femenina te recomendará utilizar el tratamiento más acorde a tu caso en concreto. Algunos de ellos son tratamientos tópicos, directamente sobre el cabello, o en forma de pastillas. Lo más conveniente es que te los prescriba siempre tu médico, ya que el profesional sabrá cuál es el producto que mejor se adapte a tu necesidad.

Desafortunadamente, la caída del cabello es algo irremediable. Si bien podemos hacer que caiga más lentamente, no evitaremos que la alopecia se detenga por completo. El proceso hormonal determina que el cabello terminará debilitándose y cayendo por completo.

Antes de llegar a este punto podemos retrasar el proceso intentando cuidar de nuestro cabello, no aplicarle tintes ni permanentes, no planchárnoslo ni recogerlo muy fuerte ni con productos como la gomina o la laca. Lo mejor será que nos lo sequemos al viento, utilicemos champús anticaída y lo tratemos con mucho cuidado. Recuerda que mientras mejor trates tu cabello menos caerá, aunque sea una enfermedad que de momento no tiene manera de remediarse está demostrado que el cabello castigado tiene más tendencia a debilitarse y caer en cualquier tipo de cabellera.

Cuando ya hayamos empezado a perder cabello podemos ponernos extensiones o utilizar pelucas con tal de no herir nuestra autoestima. La alopecia femenina es algo que puede padecerse con mucho pesar, puesto que es menos común que la masculina. No deben las féminas porque avergonzarse de ello. Existen muchos tipos de extensiones y pelucas de pelo natural en el mercado para que puedan lucirles cómo mejor lo sientan. Seguir el tratamiento médico será la mejor manera de retrasar la caída del cabello y hacer que el que le queda se vea más sano y fuerte, aunque al ser algo hereditario no podremos detenerlo completamente como nos gustaría. Opta entonces por bonitos complementos como pañuelos, gorros o extensiones si te hacen sentir mejor contigo misma. Muchas mujeres optan por estas soluciones sufriendo alopecia femenina y quizás nunca te habías dado cuenta antes.

Comments

comments

No hay comentarios