Inicio ESTILO DE VIDA Porciones pequeñas de comida en restaurantes ayudan a combatir obesidad

Porciones pequeñas de comida en restaurantes ayudan a combatir obesidad

0
Compartir

Reducir el tamaño de las porciones que se ofrecen en restaurantes ayudaría a revertir la epidemia de la obesidad, ya que la mayoría de las personas son “reacias” a dejar comida en el plato, sugieren investigadores.

Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge encontró que el tamaño de la porción influye mucho en la cantidad de alimentos que -sin saberlo- ingerimos, pues según su estudio entre más comida se ofrece, la gente come más.

Los investigadores revisaron 61 estudios y advirtieron que en las últimas décadas el tamaño de las porciones en los platillos que se ofrecen en restaurantes y en otros tipos de establecimientos de comida ha aumentado significativamente.

En promedio, entre 1993 y 2013, el tamaño del pastel de carne se duplicó, las roscas aumentaron de 70 gramos a 86 gramos, un paquete familiar de papas fritas creció 50 por ciento, y una bolsa individual de cacahuates es ahora 80 por ciento más grande.

Los científicos llevaron a cabo también un estudio que involucró a seis mil 711 personas, quienes fueron sometidas a una amplia gama de ensayos clínicos sobre peso corporal, calorías ingeridas, enfermedades y dietas.

El equipo de Cambridge concluyó que debían eliminarse las “grandes porciones” de comida en los restaurantes y ofrecer los alimentos en platos y vasos más pequeños porque ello contibuiría a que las personas ingieran hasta 279 calorías menos al día.

El doctor Ian Shemilt, de la unidad de investigación en Salud de Cambridge, declaró a la cadena pública de noticias BBC, que “esta es la evidencia más concluyente hasta la fecha de que la gente consume más comida y bebida cuando se le ofrecen porciones mayores”.

“Los consumidores tienen un papel que jugar, por ejemplo todos nosotros podemos reducir el tamaño de los platos y vasos que usamos, incluso pedir porciones más pequeñas en los restaurantes que visitamos”, añadió.

Los científicos estiman además que los gobiernos podrían adoptar medidas para obligar a los restaurantes a ofrecer platillos más reducidos, lo cual tendría también un impacto positivo en la relación calidad-precio.

“Poner un límite al tamaño de los alimentos ricos en carbohidratos ayudaría finalmente a las personas para perder peso”, sostienen.

Especialistas en salud afirman que la reducción de las porciones es un medio eficaz para disminuir el consumo de calorías tanto en restaurantes como en casa, donde las personas también deben tener cuidado en la cantidad de alimentos que ingieren.