¿Por qué sacar una tarjeta de crédito?

¿Por qué sacar una tarjeta de crédito?

648
0
Compartir

Probablemente no perteneces al 75% de los jóvenes mexicanos que solicitaron su primera tarjeta de crédito antes de cumplir 24 años, según un sondeo a 168 personas realizado en diferentes partes del país por la plataforma comparadora de productos financieros ComparaGuru.com en colaboración con la encuestadora Feebbo.

Si todavía no tienes una, es muy válido que te preguntes “¿por qué sacar una tarjeta de crédito si no la necesito?”.

La verdad es que, aunque no la utilices en este momento, la necesitarás en el futuro, cuando quieras adquirir un coche o una casa y no tengas suficiente liquidez para hacerlo. Una tarjeta de crédito ahora es tu pase de acceso a un crédito mayor después.

El mejor momento para solicitar una

De los mexicanos encuestados, el 34% obtuvo su tarjeta de crédito hace menos de un año, así que ¡no vas tan tarde para obtener la tuya!

El 74.4% la obtuvo entre los 18 y 23 años, pero un 3% lo hizo hasta después de los 29. ¿Te imaginas cumplir 30, querer un coche o un departamento y no tener ni siquiera historial para pedir un crédito automotriz o una hipoteca?

El crédito depende de tu sueldo mensual y los antecedentes que tengas con los bancos. Por ejemplo, si ya cuentas con una tarjeta de débito o de nómina con alguna institución bancaria, es más probable que ese mismo banco te brinde tu primera línea de crédito. Tu sueldo mensual comprobable también determinará el límite de crédito que te otorgarán.

Como referencia debes saber que uno de cada tres mexicanos tiene un crédito de 3,000 a 5,000 pesos. Muy bien puedes empezar con esa cantidad, y más tarde solicitar un poco más.

¿Cómo puedes empezar?

Según la misma encuesta, el 95% de los mexicanos considera que le da un buen uso a su tarjeta de crédito o que por lo menos entiende en general cómo funciona, ¿por qué no lo podrías intentar tú también?

Si todavía no estás convencido de administrar una tarjeta de mayor crédito, comienza con una tarjeta de saldo pequeño y utilízala sólo como un medio de pago, es decir, deposítale dinero como lo harías con tu tarjeta de débito, y gasta sólo la cantidad que le inyectaste a tu cuenta.

Si quieres saber qué opciones tienes para entrar al mundo crediticio te recomendamos revisar el comparativo de tarjetas clásicas u otros consejos de finanzas personales disponibles en nuestro blog de ComparaGuru.com.

Comments

comments

No hay comentarios