¿Por qué le ponemos piña a los tacos al pastor?

¿Por qué le ponemos piña a los tacos al pastor?

414
0
Compartir

La gastronomía mexicana está llena de secretos, y ésa es una de las razones por las cuales tiene enamorado a todo el planeta. Pero los tacos al pastor tienen sus propios misterios.

Sí, ya sabemos que no son de origen 100% mexicano, pero nosotros nos hemos apropiado de ellos y les hemos agregado un toque único que los árabes no hubieran podido ponerles en su origen: la piña.

Esta jugosa y refrescante fruta es originaria de América del Sur y poco a poco subió hasta llegar a los mayas y aztecas, quienes la cultivaron con singular alegría y luego don Cristóbal Colón la “descubrió” cuando se dio el rol por aquí y ya la llevó a Europa.

Así, los mexicanos hemos incorporado este toque de distinción a los tacos al pastor (además de otros), pero ¿sabes por qué le empezamos a poner piña a los tacos?

Le preguntamos a algunas abuelitas y aunque ellas siempre tienen respuestas para todo, ahora sí nos quedaron mal, porque parece que desde toda la vida ha sido así

Sólo nos quedaba una fuente confiable: los taqueros.

La gran mayoría de ellos nos contestaron que se le pone piña a los tacos por el sabor: ya sabes, el contraste entre lo salado, lo picoso y lo dulce de la piña hace una fiesta en tu paladar a la que todos están invitados. (Y aún así hay gente rarísima que pide sus tacos sin piña… ¬¬)

En fin. Cada quién…

Eso es lo que dice la mayoría de los taqueros, pero pocos, muy muy muy pocos saben el verdadero origen de la piña en los tacos.

La piña, sépanlo, tiene varias propiedades nutritivas. Por ejemplo, es buena fuente de manganeso y de vitamina C. Pero tiene una sustancia mágica llamada “bromelina”. En realidad, la bromelina no es una sustancia sola, sino un conjunto de enzimas digestivas de proteínas, entre las que se encuentran la Tripsina y la Quimotripsina.

Estas enzimas se producen naturalmente en el cuerpo humano pero hay personas que no las producen, por lo que tienen que tomar suplementos. Los síntomas de no producir adecuadamente estos compuestos son molestia abdominal, gases, indigestión, mala absorción de los nutrientes y alimento sin digerir en las heces :S

Entonces, como los tacos están hechos mayormente de carne (y recordemos que la carne es pura proteína), la piña ayuda a su mejor digestión y absorción de nutrientes por las enzimas que tiene.

De ahora en adelante, si sabes que tu estómago es “delicadito”, ponle mucha piña a tus tacos y disfrútalos sin miedo.

Y aprecia y quiere a tu taquero, porque queda demostrado que además de ser excelente chef, tiene un aire de nutriólogo, doctor y hasta de curandero.

Comments

comments

No hay comentarios