Inicio ESTILO DE VIDA Pofesiones que desaparecerán en los próximos años

Pofesiones que desaparecerán en los próximos años

0
Compartir

No es ninguna sorpresa decir que los avances tecnológicos están acabando con varias profesiones, pero lo tenebroso del asunto es que es algo que no se detendrá

El mercado laboral está cambiando cada rato de manera forzada gracias a la tecnología. Algunas profesiones que anteriormente eran rentables y útiles, en la actualidad son víctimas del desempleo.

El gabinete estadounidense de estadísticas laborales (US Bureau of Labor Statistics, BLS) realizó un informe donde explica cuáles son las profesiones que dejarán de existir en los próximos años.

De acuerdo con su análisis, para el año 2024 de las más de 1.000 profesiones estudiadas estas son las que se verán más afectadas.

Toma nota de las profesiones que desaparecerán:

Instaladores de equipos electrónicos en vehículos: Según el estudio de la BLS, más de la mitad de las personas encargadas de instalar, reparar y diagnosticar equipos de sonido, comunicación o de navegación de vehículos perderán su trabajo.

Trabajadores de correos: Es cierto que con el avance de la tecnología cada vez menos personas optan por escribir cartas cuando se tiene correos electrónicos, sin embargo, el envío de paquetes ha aumentado.

Puede que por el momento los mensajeros privados tengan su puesto asegurado por algún tiempo más, pero lamentablemente no ocurre lo mismo con los servicios postales y carteros. Según el ‘US Boreau of Labor Statistics’, en el año 2022 los empleos de correos descenderán un 28%, es decir, que habrán 139.100 menos puestos de trabajo.

Técnicos de procesado fotográfico: La fotografía nunca podrá ser sustituida, pero el revelado y la impresión de las fotos van en decadencia. En esta categoría también incluye todos los procesos de edición, lo cuales son reemplazados con programas mucho más rápidos y eficientes. De acuerdo al informe de la BLS, el 32,9% de las personas que ocupen puestos relacionados a estos perderán sus trabajos para el año 2024.

Reparadores de calzado: Cada vez más personas dejarán de llevar sus calzados a reparadores. ¿Por qué? Porque se tienden a utilizar muchas zapatillas, y si se llegan a romper se compran un par nuevo. De acuerdo al BLS, en el año 2024 más de un tercio de zapateros habrán desaparecido.

Operarios de moldeado de metal y plástico: La automatización de las tareas de fábrica y la deslocalización de las empresas a otros países que tienen mano de obra mucho más económica es uno de los principales culpables por la desaparición de muchos empleos de esta categoría. Eso sin contar con la llegada de la impresora 3D, que acabará con otros empleos como operarios de moldeado y obreros que fabriquen piezas.

Operadores de información telefónica: Aquellas personas que trabajan en líneas de reclamos o ventas perderán sus empleos, debido que la mayoría de los usuarios ya cuentan con Internet para realizar dichas acciones. Solo podrán mantenerse los operadores de emergencia, ya que es complicado que una máquina puede realizar esa labor (por el momento).

Agricultores y granjeros: Esta profesión ya lleva una gran caída en los últimos años, ha bajado hasta un 19% de puestos de empleo. Esto se debe a la mecanización y el uso de químicos en grandes plantaciones para mejorar y ampliar la producción.

Agentes de viajes: Existen cientos de portales que te ayudan a encontrar vuelos baratos y paquetes vacacionales en unos cuantos clics. El BLS augura que en los próximos años se perderán un 12% de empleos de esta profesión.

Técnicos de preimpresión: Puede que el uso del papel nunca muera, pero la mayoría de trabajos relacionados a ellos serán reemplazados, algunos de ellos serán: los maquetadores, técnicos editoriales, técnicos operarios de imprenta y de preimpresión. Según el BLS en los próximos siete años se esperan que el número de impresores caiga en un 5%.

Diseñadores de joyería, talladores de piedras preciosas: De acuerdo al BLS, se espera una caída del 10% de las personas que ocupen dichos puestos. Sin importar que desde el 2013 la demanda de joyería haya aumentado.