Poca luz solar es tan mortal como fumar

Poca luz solar es tan mortal como fumar

107
0
Compartir

¿Tomas mucho el sol o poco? Un estudio publicado en el Journal of Internal Medicine, revela que la deficiencia de luz solar podría ser tan peligroso como los cigarrillos en fumadores.

Se evaluaron los diferentes factores de riesgo para la mortalidad por todas las causas (como la exposición al sol), a 20 años de seguimiento del melanoma en el sur de Suecia:

“Las mujeres con hábitos de exposición activa de sol tenían un menor riesgo de enfermedad cardiovascular”. Aseguró Dr. Gerald Pollack, autor de la investigación.

Pero cuidado no todo son buenas noticias, resulta que la luz solar aumenta la longevidad y, al hacerlo, aumenta los riesgos potenciales de cáncer. ¿Por qué pasa eso? Cuanto más tiempo se vive, mayor es el riesgo de desarrollar cáncer. Por otra parte la exposición solar “cruda” (sin protector solar) incrementa las probabilidades de cáncer de piel.

Entonces ¿si la exposición al sol aumenta el riesgo de cáncer, por qué el título? Bueno, la enfermedad cardiovascular es el asesino número 1 en el mundo desarrollado, y se ha demostrado que la luz solar lo reduce significativamente. Así que vale la pena alargar la vida, porque probablemente el riesgo de cáncer pasaría de todos modos.

“Los no fumadores que evitaban la exposición al sol tenían una esperanza de vida similar a los fumadores en el grupo de mayor exposición al sol, lo que indica que evitar la exposición al sol es un factor de riesgo para la muerte de una magnitud similar a la de fumar.” Explicaron los investigadores.

La luz del sol es a menudo visto como un elemento peligroso que hay que evitar. De hecho, muchos no son conscientes de que esto es verdad solo si no te proteges. En realidad la luz del sol tiene muchos beneficios comprobados y bien documentados, como por ejemplo, nos ayuda a producir vitamina D. Una vez creada y activa la vitamina D se convierte en una hormona que ayuda a regular la expresión génica, produce vitamina B y promueve la salud muscular y ósea.

Pollack propone que la energía del Sol impulsa la genética celular en nuestros cuerpos. Básicamente, el Sol puede cargar las moléculas de agua en nuestro cuerpo como miles de millones de baterías microscópicas. También asegura que los seres humanos pueden ser capaces de vivir de la luz del sol en lugar de la energía creada químicamente.

Comments

comments

No hay comentarios