Inicio CULTURA Y ESPECTÁCULOS Películas para ver en navidad

Películas para ver en navidad

96
0
Compartir

Nuestra recomendación para disfrutar navidad acostados y disfrutando películas es la siguiente lista de clásicos a propósito de la época…

Gremlins (1984)
Película navideña por excelencia. Es ideal volver a ver a Gizmo en su primera aventura, dirigida por Joe Dante. Todos la conocen y la han visto así que no describiré mucho sobre ella. No olviden que a un Gremlin no se le puede mojar o alimentar después de la medianoche y hay que evitar que le dé la luz. Se puede ver igual de bien con tu pareja, padres, cuñados, sobrinos, hijos, tíos o abuelos. Incluso hay una opción aún mejor: verla todos juntos si es posible.

Los fantasmas atacan al jefe (1988)
El caso perfecto de Mr Scrooge en versión “modernizada”. De hecho, su título original es Scrooged, haciendo un perfecto homenaje satírico a aquella novela de Charles Dickens titulada precisamente Cuento de Navidad. Richard Donner encontró en el histriónico Bill Murray al aliado perfecto para que la película fuera inolvidable, maravillosa e imperecedera. No te cansarás de ella.

Love Actually (2003)
Historias de amor y desamor cruzadas que tenían en la belleza de la ciudad de Londres una de sus mejores bazas. Puro ambiente navideño bien reflejado en cámara por Richard Curtis donde puedes encontrar el amor a cada paso y en cada esquina. En el reparto, muy variado y de altura, encontramos a Hugh Grant, Emma Thompson, Laura Linney, Colin Firth, Keira Knightley, Alan Rickman o Liam Neeson, entre muchísimos otros.

Solo en casa (1990)
Chris Columbus tuvo el honor de dar con esta película la fama de “niño prodigio” a Macaulay Culkin (aunque todos sabemos que en el cine no es que la haya ido especialmente bien desde hace muchos años). Las travesuras de Kevin McAllister al quedarse por accidente solo en su hogar y que debía evitar que hicieran de las suyas un par de atracadores torpes e ineptos (uno de ellos el gran Joe Pesci) dieron para secuela, pero ya con menor gracia.
¡Qué bello es vivir! (1946)
No falla ningún año. Es más clásico ya ver su emisión que poner el Belén o el árbol de Navidad. Siempre hay alguna cadena de TV que se acuerda de que alguien quizá no la haya visto y la programa de nuevo. James Stewart y Donna Reed en un film de Frank Capra que nos ambientaba una historia acaecida justo antes de la Nochebuena. Un buen tipo descubre, a pesar de los infortunios económicos de su empresa, que la vida es importante vivirla junto a quienes más te quieren y que cualquier penuria se puede superar con ayuda del amor y la bondad. Emocionante y capaz de ablandar a los más duros.

Pesadilla antes de Navidad (1993)
Podría pensarse que es la “antipelícula” de Navidad, pero todo lo contrario. Henry Selick dirigía una obra que contaba con Tim Burton como productor y con Danny Elfman como compositor. No solo es una de las mejores películas de animación realizadas en la técnica de Stop Motion, sino que además dejó a grandes personajes inolvidables que ya son icónicos: Jack Skelleton (Skellington en la versión original), Sally, el villano Oogie Boogie, el alcalde de la Ciudad de Halloween o Zero, el perro fantasma.

Polar Express (2004)
Un niño emprende un viaje imaginario al Polo Norte para intentar encontrar a Papá Noel. Robert Zemeckis dirige la película de animación y se basaba en Tom Hanks para recrear al revisor del famoso tren mientras el actor de paso doblaba a 5 personajes. Familiar y humanamente factible. Suele gustar más a niños que a adultos, debido a su ligereza argumental. Se la pegó en taquilla pero no mereció tal fiasco.

Los Teleñecos en Cuento de Navidad (1992)
Brian Henson dirigía las populares marionetas creadas por su padre Jim Henson. Una nueva vuelta de tuerca que adaptaba el cuento clásico de Dickens pero a partir de Los Teleñecos (The Muppets). Junto a ellos, la enorme presencia de Michael Caine al que le tocó el papel menos agradecido: el del egoísta y avaro Mr. Scrooge. Los fantasmas le visitarán, claro. Le invitan a viajar con él y tras ver el pasado, su presente y el futuro, Scrooge se da cuenta de que no puede seguir teniendo el corazón de piedra. Canciones divertidas acompañan a la cinta. Se hicieron después para cine Los Teleñecos en el espacio y Los Teleñecos en la isla del tesoro, siendo bastante inferiores a esta versión navideña.

Family Man (2000)
Brett Ratner nos despoja de prejuicios para mostrar una vertiente actualizada de ¡Qué bello es vivir! a partir de un ejecutivo que encarna Nicolas Cage, siempre inefable. La han emitido muchísimas veces por TV y suele ser fija. Aunque muchos no soporten a Cage, pueden llevarse una gran imagen de la banda sonora de Danny Elfman y del trasfondo de la historia. Tienes oportunidad de vivir una nueva vida volviendo al pasado, de forma más humilde pero feliz. ¿Te cambiarías?

La Jungla de Cristal (1988)
Estamos en Navidad en Los Ángeles, California. Todo parece ir bien y el intrépido John McClane, policía que está fuera de servicio y solo quiere disfrutar de su familia, se ve envuelto en un secuestro donde unos terroristas tienen retenidos a cientos de personas. Alan Rickman como villano escuchará aquello de “Yippi Ka yey, ¡Hijo de…!” mientras nos divertimos los espectadores con escenas grandiosas. Ya saben que hay 5 películas de la saga pero la mejor es la primera, y con diferencia. Eso sí, me gustan bastante las dos siguientes pero no llegan a ser tan grandes como la original.

El día de la bestia (1995)
Una de las más logradas películas de Álex de la Iglesia es perfecta para el ambiente navideño. Vemos la secuencia de Callao con el famoso cartel de Schweppes y no podemos evitar sonreír cuando lo recordamos al pasar por allí. Dos de los mejores papeles del tristemente desaparecido Álex Angulo y de Santiago Segura. El tema de contrastes entre las iluminaciones navideñas de las calles y la parafernalia de alegría contra el “fin del mundo” y la oscuridad. Grandiosa.

El Grinch (2000)
Ron Howard dirigió a Jim Carrey, maquillado aún más que en su recordado papel de La Máscara, y que encarnaba a un ogro verde amargado con la Navidad y dispuesto a destruírsela a todos los demás. ¿Cómo? Robando los regalos de Santa Claus. Los villancicos son su peor enemigo. No se ve la cara de Carrey ni sus particulares muecas pero daban fe de que el actor tras esas piezas de piel verde en su cuerpo era él. Visualmente la cinta está trabajada pero su historia es lo que es. Por si acaso, no pidan más. Puede ser la más simple y plana de todo este listado que ofrecemos, pero Carrey la solventa.

Cuento de Navidad (2009)
Nuevo acercamiento de Robert Zemeckis a la Navidad. En este caso intenta mejorar aún más la animación de Polar Express, que un lustro después contaba con más avances, y usa las voces y gestos de Jim Carrey como actor principal y utilizando la técnica en 3D. Carrey sería Mr. Scrooge (sí, otra vez la versión de Dickens de Cuento de Navidad). Gary Oldman y Colin Firth ponen su parte como co-protagonistas. Realmente es muy vistosa y colorida.

Bad Santa (2003)
Infravalorada comedia norteamericana al uso que con Billy Bob Thornton ya se basta para enmendar su argumento como Papá Noel muy gamberro. Recomendada especialmente para grupos de amigos adolescentes, esta alocada cinta viene firmada por Glenn Ficarra y John Requa en el guión pero fueron los hermanos Coen quienes ayudaron a su desarrollo en los diálogos. Se nota por su socarronería y mala baba en muchos momentos. A propósito, habrá un Bad Santa 2 para finales de 2016 y es cuando todos correrán a ver la primera parte. Aprovechen ahora si no lo han hecho y habrán adelantado deberes.

Eduardo manostijeras (1990)
Está en el top de los tops de las películas que ha dirigido Tim Burton (muy cerca de otras dos joyas como Ed Wood y Big Fish). La excusa navideña sirve para que una anciana cuente a su nieta una historia sobre un personaje muy curioso que tiene unas cuchillas muy afiladas en lugar de manos… El resto ya lo conocen.

Comments

comments