Inicio ESTILO DE VIDA Peces podrían auxiliar en control del mosquito transmisor del dengue

Peces podrían auxiliar en control del mosquito transmisor del dengue

140
0
Compartir

Especies de peces como la tilapia del Nilo, la carpa común, el puyeque y el topote del Pacífico mostraron alta capacidad predatoria de larvas del Aedes aegypti, el mosquito transmisor del dengue, chikungunya y el virus del zika, por lo que se perfilan como eficientes controladores biológicos en reservorios domésticos y naturales, afirmó el aspirante a doctor Juan Diego Galaviz Parada al dar a conocer los resultados de su investigación “Control químico y biológico de larvas de Aedes aegypti en la costa norte de Jalisco, México”, trabajo asesorado por el doctor Fernando Vega Villasante, académico del Centro Universitario de la Costa (CUCOSTA).

Las larvas del mosquito transmisor del dengue fueron obtenidas por los científicos de tres cepas suburbanas de criaderos temporales: cubetas de 20 litros, ovitrampas, gomas de motocicleta, charcos de agua y un cubo de cemento para bomba de agua.

En el caso de la tilapia del Nilo y la carpa común, tuvieron un consumo del 100 por ciento de las larvas. En cuanto al topete del Pacífico y el puyeque registraron una alta depredación larvaria del 85 y 75 por ciento, respectivamente.

Los peces pueden ser alternativas eficientes y prácticas para el control biológico de larvas, pues su manejo es sencillo y su captura o adquisición relativamente fácil y de bajo costo.

En el estudio se evaluaron también otros compuestos químicos en distintas concentraciones como el abate (temefos granulado a 1%) que se reparte de manera gratuita en casas y negocios por parte de las autoridades sanitarias, además de cloro de la marca “Cloralex” (hipoclorito de sodio); y detergente en polvo, de marca comercial “Foca”.

A pesar de la probada eficiencia del abate, en diversos países se ha comprobado que la dosificación indicada por las instituciones de salud y control epidemiológico puede resultar inefectiva. Lo anterior, debido al aparente incremento de resistencia al larvicida por las poblaciones locales de mosquitos. Sin embargo, en el caso de la región de Puerto Vallarta el abate demostró seguir ejerciendo un efectivo control larvario aún a concentraciones menores que las recomendadas por las instituciones de salud.

En cuanto al cloro, en una concentración de 0.5 gramos por litro mata al cien por ciento de las larvas, en un lapso de una a 24 horas. Sin embargo, puede ser contraproducente porque tiende a evaporarse y deja el agua más limpia, un ambiente propicio para que el Aedes aegypti deposite sus huevecillos. En cuanto al detergente se determinó que concentraciones de 5 y 10 gramos por litro, provocan la muerte del 100% de las larvas en un plazo no mayor a 24 horas. Estos dos últimos compuestos químicos solo deben ser utilizados como estrategia de emergencia en caso de no contar con el temefos (Abate), que demostró una alta capacidad larvicida en las cepas locales de mosquitos Aedes aegypti.

Comments

comments