Pasos para un estilo de vida saludable

Pasos para un estilo de vida saludable

118
0
Compartir

Y sabes cómo es la cosa: un pequeño error se puede transformar en un pastel de chocolate o una pizza. Más adelante esos antojos se vuelven unos kilos de más y luego en una diabetes. TODOS hemos pasado por lo mismo: “sólo en esta ocasión”, “es sólo un antojito”. No es fácil llevar un estilo de vida saludable. Es una decisión diaria y consciente que ofrece MILES de beneficios. ¡Vale la pena!

Compra una botella de agua bonita: Y llévala al gym, al trabajo, con las amigas, a la fiesta y hasta cuando vayas al banco. En primer lugar, como cualquier mujer, seguro te gusta salir de shoppíng, así que no te rindas hasta encontrar una botella de un litro que te ENCANTE y no te haga sentir vergüenza. La hidratación correcta es esencial para prevenir deshidratación y hasta hambre. Y si te choca tomar agua simple, puedes agregarle un chorrito de limón o naranja para tener un sabor diferente y hasta un poquito de vitamina C.

Planea tus comidas: Botanas saludables, un desayuno energizante y un lunch ligero son los elementos clave para tener un día saludable. El problema es, que aunque sabemos esto, es mucho más fácil comprar algo de la maquinita. ¿La solución? Alimentos fáciles de preparar o ya hechos. Date unos simples minutos después de cenar para preparar tus botanas favoritas y desayunos para… ¡toda la semana! Compra semillas de chia y de girasol y corta tu fruta y verduras para toda la semana. Así será mucho más fácil y tendrás menos excusas.

Y ya que estás en eso… planea tu día: ¿No llevas ropa para el gym? ¿No tienes planes? Esto te ayudará a decidirte por una noche de puro Netflix. Por eso es esencial que prepares tu día una noche antes. Carga tu bolsa del gimnasio o tapete del yoga para que no tengas ninguna excusa. Calendariza tus clases de pilates, haz planes con una amiga y no te hagas pato.

Y sabes cómo es la cosa: un pequeño error se puede transformar en un pastel de chocolate o una pizza. Más adelante esos antojos se vuelven unos kilos de más y luego en una diabetes. TODOS hemos pasado por lo mismo: “sólo en esta ocasión”, “es sólo un antojito”. No es fácil llevar un estilo de vida saludable. Es una decisión diaria y consciente que ofrece MILES de beneficios. ¡Vale la pena!

Compra una botella de agua bonita: Y llévala al gym, al trabajo, con las amigas, a la fiesta y hasta cuando vayas al banco. En primer lugar, como cualquier mujer, seguro te gusta salir de shoppíng, así que no te rindas hasta encontrar una botella de un litro que te ENCANTE y no te haga sentir vergüenza. La hidratación correcta es esencial para prevenir deshidratación y hasta hambre. Y si te choca tomar agua simple, puedes agregarle un chorrito de limón o naranja para tener un sabor diferente y hasta un poquito de vitamina C.

Planea tus comidas: Botanas saludables, un desayuno energizante y un lunch ligero son los elementos clave para tener un día saludable. El problema es, que aunque sabemos esto, es mucho más fácil comprar algo de la maquinita. ¿La solución? Alimentos fáciles de preparar o ya hechos. Date unos simples minutos después de cenar para preparar tus botanas favoritas y desayunos para… ¡toda la semana! Compra semillas de chia y de girasol y corta tu fruta y verduras para toda la semana. Así será mucho más fácil y tendrás menos excusas.

Y ya que estás en eso… planea tu día: ¿No llevas ropa para el gym? ¿No tienes planes? Esto te ayudará a decidirte por una noche de puro Netflix. Por eso es esencial que prepares tu día una noche antes. Carga tu bolsa del gimnasio o tapete del yoga para que no tengas ninguna excusa. Calendariza tus clases de pilates, haz planes con una amiga y no te hagas pato.

Comments

comments

No hay comentarios