Panoramas nacional e internacional afectaron expectativas de crecimiento

Panoramas nacional e internacional afectaron expectativas de crecimiento

59
0
Compartir

El Banco de México (Banxico) disminuyó, una vez más, sus expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el cierre de este año de 1.7 a 2.5% desde el intervalo de 2 y 3%; mientras que para el 2016 las mantuvo con una estimación de 2.5 a 3.5 por ciento.

Agustín Carstens, gobernador del Banxico, dijo que el panorama nacional e internacional fueron determinantes para reducir las expectativas de crecimiento de la economía mexicana.

 

“Muchas de las reformas estructurales van encaminadas a que México sea más competitivo, porque va a generar más empleo y productividad. Es esencial la recuperación de la economía interna para enfrentar con mayor facilidad factores externos”, dijo.

Indicó que ante el panorama complejo internacional y las perspectivas de que este prevalezca en el futuro, es fundamental reforzar el marco macroeconómico del país.

 

“El gobierno ha actuado bien frente al panorama, pero debe hacer una mayor reflexión sobre el futuro para no exponernos a una mayor vulnerabilidad”, explicó Carstens.

Inflación en niveles mínimos

A pesar de la incertidumbre cambiaría que se percibe a nivel internacional, durante el segundo trimestre de este año, la inflación se ubicó en niveles mínimos históricos de 2.74%, mientras que la subyacente en 2.3%, informó Agustín Carstens, gobernador del Banco de México.

“La política monetaria ha sido la adecuada. Los movimiento del peso frente al dólar no han tenido repercusiones frente a la inflación“, dijo en conferencia de prensa.

En caso de que se perciba un impacto en el que se desestabilice la inflación, sí tendríamos que hacer un ajuste en la política monetaria en el sentido de incrementar la tasa de interés, aclaró.

Recalcó que se mantendrá la tasa de interés del 3% y mencionó que la política monetaria que implementa el Banco central nacional se enfoca en procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional.

“El banco de México podría actuar antes de la Fed, (incrementar la tasa de interés) sólo si se ve afectada la inflación”.

Recordó que se anticipa que la Fed iniciará el proceso de normalización de su política monetaria en septiembre. “Esto ha ocasionado que el dólar presente una apreciación frente a prácticamente todas las monedas”.

“Parte de esta apreciación es por la expectativa en el incremento en la tasa de interés. Esto ha ocasionado salida de capitales en economías emergentes como Brasil, Colombia, Chile y México”, resaltó.

Añadió que el peso se ha depreciado cerca del 23% frente al dólar, pero la canasta de las divisas con la que comercializa México, sólo ha sido del 13%.

undefined

Además, mencionó que la situación de China vino a dar una incertidumbreadicional a las economías mundiales.

Con respecto al tipo de cambio, mencionó que las expectativas para el cierre del 2015 será de 15.65 y para el 2016 de 15.30.

Carstens dijo también que la economía mundial sigue por debajo de su potencial, ya que ha presentado un crecimiento moderado.

Detalló que la producción industrial a nivel mundial ha estado cayendo, lo cual refleja un volumen comercial muy bajo, y a su vez esto ocasiona un bajo desempeño de las exportaciones.

“La economía de Estados Unidos ha sido la más sólida, ha mantenido un ritmo de expansión moderado; sin embargo el sector industrial ha mostrado debilidad”, dijo Carstens.

Con información de El Economista

Comments

comments

No hay comentarios