Oscar entre polémica blanco y negro

Oscar entre polémica blanco y negro

389
0
Compartir

Hollywood vuelve a desenrollar la alfombra roja para los Oscar, que iluminarán los flashes y por la que correrá el champán en la 88 edición de los premios a lo mejor del cine mañana. Pero este año los que suban al escenario se están viendo opacados por quienes no lo harán: actores, directores y otros cineastas negros. El debate sobre la falta de diversidad ha robado gran parte del protagonismo a la estatuilla dorada en las semanas anteriores y amenaza con hacerlo también durante la gala.

En un sentido es una temporada como pocas: Leonardo DiCaprio está considerado como el candidato casi seguro para alzarse con el premio por su papel en el drama de supervivencia The Revenant: El renacido, dirigido por el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, que a su vez podría hacer historia con un segundo Oscar consecutivo como mejor director. Y Brie Larson es la apuesta como mejor actriz por The room.

La carrera por cuál será la mejor película está más reñida, con tres de las ocho nominadas casi empatadas. The Revenant, la cinta sobre periodismo de investigación Spotlight y la historia sobre la crisis financiera The big short tienen las tres muchas posibilidades.

Sin embargo, quién gane este año podría quedar en un segundo plano porque el debate se centra en otro tema: una discusión a nivel nacional sobre el racismo en Estados Unidos.

La controversia comenzó el 14 de enero con el anuncio de las nominaciones. Por segundo año consecutivo la lista casi no incluye a ninguna persona que no sea blanca y caucásica, y excluye a numerosas estrellas negras y latinas cuyo trabajo fue muy elogiado por la crítica, entre ellos actores como Idris Elba, Benicio del Toro y Will Smith.

En apenas unos minutos las críticas llegaron a las redes sociales con el hashtag, #OscarsSoWhite (OscarTanBlancos) e incluso algunos artistas decidieron boicotear la ceremonia. Smith, su esposa Jada Pinkett y Spike Lee anunciaron que no irán a la ceremonia.

En respuesta, la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, que es afroamericana, anunció el mes pasado cambios en las normas para ser miembro y en las reglas para el voto para que la institución se vuelva más diversa.

Algunos activistas por los derechos civiles llamaron a los espectadores a boicotear la emisión y han planeado protestas. Una artista mexicano-estadounidense aprovechó la controversia para inspirarse y crear una serie de pinturas de íconos del cine como Audrey Hepburn y Cate Blanchett pero con piel oscura, así como una estauilla que en vez de dorada es marrón.

La atención en torno al tema pone en primer plano también al presentador de la ceremonia, Chris Rock, un comediante afroamericano conocido por defender la diversidad en Hollywood y que se negó a sumarse al boicot.

En vez de eso, escribió un nuevo guión para el show sobre la controversia, adelantó a Entertainment Tonight el productor de los Oscar, Reginald Hudlin. “A la Academia le parece muy bien. Saben que es lo que necesitamos. Saben que es lo que lo que quiere el público, y nosotros le damos a la gente lo que quiere”

Una imagen promocional de la Academia en las redes sociales refleja el clima reinante y la tensión. Muestra a un Rock pensativo y ceñudo, con un bolígrafo en la mano, mirando una brillante estatuilla dorada del Oscar, el único color en una imagen en blanco y negro.

Comments

comments

No hay comentarios