Obras Públicas, la caja de Pandora en Zapopan

Obras Públicas, la caja de Pandora en Zapopan

280
0
Compartir

Por José Angel Gutiérrez

El gran tema en Zapopan tras el cambio de administración, será el Desarrollo Urbano y en particular, el otorgamiento irregular de licencias.
De último momento y de manera un tanto misteriosa, funcionarios de la administración saliente otorgaron permisos de construcción que en algunos casos se presume ni siquiera cumplían con los requisitos mínimos indispensables.

De acuerdo con declaraciones del recién estrenado Presidente Municipal, Pablo Lemus Navarro, ex funcionarios de Obras Públicas robaron documentos y expidieron licencias de construcción en zonas cercanas al Parque Metropolitano y aledañas a Avenida Patria.
Adelantó que irán contra esos ex funcionarios y contra desarrolladores abusivos, para lo cual presentarán las denuncias penales correspondientes.

A fin de evaluar lo ocurrido, las autoridades zapopanas decidieron cerrar y mantener bajo resguardo las oficinas de Obras Públicas.
En tanto se realizan las investigaciones, lo que resulta innegable es la aberrante costumbre que ha existido al interior de los Ayuntamientos de mantener el tema de las licencias municipales bajo un velo de misterio y escasa transparencia.

O dan largas al otorgamiento de permisos para obligar a los constructores a que –ya desesperados- ofrezcan dádivas a cambio de destrabar su caso, o negocian en lo oscurito para soltar en los últimos días de la administración importante cantidad de licencias.

Ese ha sido –o al menos así se deduce- el verdadero seguro de retiro para muchos malos funcionarios.
De ahí que se oponen a simplificar, a abrir ventanillas únicas o a la expedición de la tan llevada y traída licencia express. Se niegan a como dé lugar, a permitir que se acabe el negocio, tratando de acusar que estas otras alternativas dejarían abierta la puerta a malas prácticas por parte de los particulares.

Tampoco descartable que ahora los actos irregulares fueran cometidos por ciudadanos y empresarios, pero justo para evitarlos, debería estar atenta la autoridad.

Un círculo vicioso.
De momento, reitero, atentos a Zapopan pues pareciera que será en Obras Públicas donde se destapará la caja de Pandora.

Comments

comments

No hay comentarios