No queremos cambiar

No queremos cambiar

277
0
Compartir

Por José Ángel Gutierrez

Cuando se trata de cambiar, así sea para bien, siempre nos sobran pretextos.

Si un videoclip musical fomenta la violencia y el asesinato de hombres y mujeres: Es parte de nuestra cultura. Desde Rosita Alvírez, Martina y muchos otros corridos, han hecho referencia a esos temas. No hay motivo para “hacer argüende”.

Si nuestro país es señalado y sancionado por la FIFA por el típico grito cada que el portero contrario hace un despeje: No se vale, nos quieren coartar nuestra libertad y nuestra diversión. Además, quién les dijo que es para ofender? Es puro cotorreo y si alguien se siente aludido, que no vaya. Nosotros vamos al futbol a desestresarnos, gritando a nuestras anchas.

Si se nos dice que debemos hacer algo para abatir la contaminación: lanzamos la bolita a todos lados. Queremos que le marquen lineamientos a todo mundo, pero no a nosotros.

En todo lo que requiere cambios, buscamos motivos, pretextos, para que no se hagan efectivos. Y después nos quejamos porque nada cambia.

Terrible círculo vicioso en que se encuentra la sociedad mexicana, pero más en particular la tapatía. Seguimos siendo “apatíos”.

Si realmente queremos una mejor ciudad, si queremos mejor transporte público, calles limpias, banquetas libres, colonias seguras, una ciudad más ordenada y libre de contaminación……. BASTA DE PRETEXTOS!!!!

Fuera de nuestro vocabulario expresiones como: “eso no se puede”, “así no son las cosas”, “nosotros somos así”, “es parte de nuestra idiosincracia” y muchas más.

Si tú eres de los que añoran que las cosas cambien, comienza por cambiar tú y hazte promotor de ese cambio.

Nada pasará si dejamos de gritar puto en el Estadio, si casas productoras dejan de lanzar videoclips o programas completos llenos de sangre, violencia y antivalores; si los medios de comunicación se vuelven más responsables y programan productos de mayor calidad o si cualquiera de nosotros debe modificar sus hábitos.

O mejor dicho, sí pasará: comenzaremos a generar el cambio.

Te atreves?

Comments

comments

No hay comentarios