No es malo ‘perder el tiempo’ y esta es la razón

No es malo ‘perder el tiempo’ y esta es la razón

66
0
Compartir

Si siempre estás deseando que llegue el próximo gran momento de tu vida, como un viaje, casarte o un ascenso en el trabajo, es probable que mientras eso se presenta, dejes de apreciar las cosas que te van formando día a día y que constituyen tu ser.

Diversas investigaciones demuestran que incluso nuestras experiencias cotidianas y más mundanas pueden ser más significativas de lo que pensamos.

Investigadores de la Harvard Business School decidieron analizar cómo nuestros puntos de vista y experiencias cambian con el tiempo. Para ello pidieron a un grupo de estudiantes escribir sus vivencias diariamente (incluso las más banales, como salir a un bar un viernes cualquiera). Al cabo de tres meses, los estudiantes evaluaron los momentos que habían escrito y se percataron de que habían subestimado lo interesante y significativa que cada acción se convertiría en su existencia.

Hoy en día puede ser difícil dar un paso atrás y ver lo valioso que cada momento es (así sea ir al cine o salir a bailar), pero es importante recordar que no sólo los grandes hechos son los que nos llenan porque, de lo contrario, podríamos estar perdiéndonos de tanto que podemos aprender.

Si piensas en tu infancia, ¿cuáles son los recuerdos que destacan? Si bien hay eventos significativos a recordar como cuando entraste a la escuela, si pones atención, muchos de los momentos que crean la verdadera felicidad son los que están atados a cosas aparentemente insignificantes como volver a casa de la escuela para encontrar tu comida favorita, o un domingo en casa mientras construías castillos de Lego.

Por ejemplo, pasar tus domingos viendo Netflix no puede ser tan malo. Si lo disfrutas, aprendes, te entretienes y, sobre todo, lo compartes y no interfiere con otros aspectos de tu vida ¿qué puede estar mal en “desperdiciar” un día viendo películas?

Entonces, ¿cuál es la mejor forma de aprovechar lo que vives en el día a día? Documentar los acontecimientos de tu vida puede ser tan simple como escribir unas pocas líneas en un diario o tomar una imagen de un momento feliz para nunca olvidarlos.

Esto no quiere decir que debes capturar o registrar cada momento, porque podría interferir con el verdadero gozo, pero si haces un esfuerzo para apreciar las cosas simples de la vida, tu futuro “yo” te lo agradecerá.

Comments

comments

No hay comentarios