Inicio ECONOMÍA Millennials, con ‘el sartén por el mango’ en contrataciones

Millennials, con ‘el sartén por el mango’ en contrataciones

180
0
Compartir

“Me interesa la propuesta laboral, pero los miércoles en la mañana no trabajo porque tengo mi clase de yoga, y no la voy a dejar”. “Si no tengo espacio donde poner mi bicicleta, no voy a trabajar en esa compañía, porque yo ando en bicicleta, no uso combustible”. “Si no tengo libertad para poder trabajar en forma abierta en redes sociales o estar vinculado a mi propia red en el trabajo, si tengo restricciones para el uso de mi Facebook, o del whatsApp, no me interesa”.

Las anteriores son algunas de las respuestas que jóvenes pertenecientes a la llamada generación millennial o Y expresan al momento de tener que decidir si aceptan o no una propuesta laboral, compartió María Eugenia Pistacchia, country Manager de la firma Von Der Heide, empresa de recursos humanos especializada en el desarrollo de talento al interior de las empresas.

Por ello, la experta no dudó en expresar que hoy “son los jóvenes quienes deciden estar o no dentro de una organización, participar o no dentro de un proceso de selección e irse cuando ellos quieren”.
La actitud de las nuevas generaciones ante el trabajo tiene que ver con sus cualidades. Ellos buscan cumplir propósitos de su vida a través del trabajo; buscan satisfacción personal, desarrollo, generar un aporte a la sociedad y “quieren sumarse a un proyecto que cumpla con esas necesidades y expectativas”, explicó Pistacchia.

Si antes la gente buscaba un trabajo de por vida, por 30 o 40 años, “ahora las personas buscan uno “para mí”, es decir, dónde consiga tener lo que necesito, mis intereses y habilidades”, que cubra sus necesidades y sus objetivos, aunque no necesariamente estén ligadas a ese trabajo de por vida, comentó a su vez Javier Vargas, vicepresidente regional para América Latina de Right Management, de la consultora Manpower.

El reto de las empresas es responder a esas nuevas necesidades generacionales, explicó la directora para México de la firma Von Der Heide, porque “las organizaciones las hacen las personas”, y lo que va a hacer sustentable a una firma en el tiempo es “justamente una cultura de trabajo que invite a las siguiente generaciones a sumarse, sin eso la compañía no va a tener sostenibilidad”.

Para Javier Vargas, de Manpower, “las empresas deben crear prácticas o políticas de recursos humanos modernos y contemporáneos”; es lo que piden y exigen los millennials, para algunas empresas puede sonar “descabellado o esotérico, pero si no lo ofrecen no van a captar ese talento”.

Se trata, comentó María Eugenia Pistacchia, de “una mutua necesidad” porque si hoy hablamos de la generación Y o millennial, luego tendremos que hacerlo de la Z, que en cinco años se suma al mundo laboral.

Las empresas deben hacer esfuerzos por desarrollar un engagement (un cómo hacer para atraerlos, retenerlos y comprometerlos) con los millennials. “Para que puedan seguir siendo organizaciones necesitan de estos líderes del futuro”, y lo que puede atraer o expulsar a un joven es la cultural empresarial y el modelo de liderazgo, expresó.

“El desafío es que los líderes de las empresas vean el valor de dar, tener y ofrecer políticas laborales modernas”, insistió el vicepresidente de Right Management.

La marca del empleador

No se trata de que el millennial venga y exija algo; sino que si la empresa no lo tiene va a ser difícil que logre captar ese talento, y la oportunidad de innovación que el mismo representa, mencionó García.

Los jóvenes de hoy evalúan a la empresa que les ofrece un empleo y el reto es convencerlo de que la compañía es el mejor lugar donde puede trabajar, para lo que debe ofrecer prácticas laborales modernas.

Las empresas además deben cuidar “su marca como empleador”, dice Javier García, porque cuando asisten a una entrevista de trabajo los candidatos ya las investigaron a través de Internet.

De hecho, Pistacchia, comparte que como impulsores de desarrollo de talento sugieren a los candidatos que “averigüen la reputación de esa empresa a través de su propia red social, porque eso tiene mucho más peso que la marca empleadora por sí misma”.

Javier García aconsejó a las empresas que apliquen elementos de marketing en el momento de la contratación y expliquen cómo esa marca se va conectar con la empresa a través de la políticas y prestaciones: como días de vacaciones por encima de la ley, espacios de trabajo luminosos, abiertos y colaborativos, horarios flexibles, etc.

Y, sobre todo, que se entregué al empleado lo que se le prometió inicialmente, “porque el millennial no tiene mucha paciencia, si hay algo que no le gusta se va”, expresó el vicepresidente de Manpower.

Lo que buscan los millenials en un trabajo:

– Espacios laborales que faciliten sus interacciones.

– Trabajo colaborativo y buen clima.

– Una cultura de trabajo donde se fomente la libertad, con responsabilidad.

– Que se le asignen proyectos donde sientan que aprendan y sean estimulados y desafiados, eso no sólo los retiene sino que los compromete.

– Que les den metas para cumplir sin considerar cuándo o desde dónde lo hacen.

FUENTE: CNN

Comments

comments