Mayo fue el mes más violento en México en cuatro años

Mayo fue el mes más violento en México en cuatro años

74
0
Compartir

Mayo ha sido un mes negro para México. Los ministerios públicos del país iniciaron durante el mes pasado 1.746 averiguaciones previas por homicidio. La cifra representa un incremento de 212 casos comparados a los abiertos en abril. Es también el mayor registro en el Gobierno de Enrique Peña Nieto y el más alto desde septiembre de 2012, cuando aún gobernaba Felipe Calderón, el mandatario cuya ofensiva disparó la violencia a lo largo del país de 120 millones de habitantes.

El país parece recaer en la epidemia de años pasados. “El aumento no se debe a una explosión de violencia descomunal o atípica. Son muchos los Estados donde incrementan las averiguaciones”, explica Alejandro Hope, uno de los principales expertos en el tema de seguridad y homicidios en México. La mayoría de los Estados del país, 21 de 32, registró durante el mes pasado un alza en sus investigaciones. Y no solo eso, cinco entidades, Coahuila, Ciudad de México, Morelos, San Luis Potosí y Tabasco, vivieron en mayo el mes más violento en lo que va de 2016. “Esto deja al desnudo que los descensos que vimos en el pasado eran productos de dinámicas locales más que de políticas nacionales”, considera el analista.

A este ritmo es probable que alcancemos la marca de asesinatos de 2012

Alejandro Hope, analista

En la lista destaca Estado de México, el más poblado del país, que pasó de 172 averiguaciones en abril a 203 en mayo. Esta entidad vecina a la Ciudad de México, gobernada por el PRI, rebasó las 165 averiguaciones abiertas en Guerrero, uno de los Estados más afectados por la violencia. Otro foco rojo se encuentra en Jalisco, que pasó de 82 a 120 investigaciones, uno de los mayores incrementos en todo el registro que contabiliza el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), que depende de la Secretaría de Gobernación (Interior).

¿Qué explica este aumento? Los expertos aún no determinan el motivo del ascenso de la violencia. Hope, que ha investigado a las bandas delictivas, cree que una parte puede atribuirse al debilitamiento del Cártel de Sinaloa, la principal estructura criminal en México. La organización vive desde hace varias semanas una cruenta guerra intestina mientras uno de sus capos principales, Joaquín El Chapo Guzmán, aguarda la extradición a Estados Unidos en una prisión de Ciudad Juárez. La enemistad entre las células del cártel se hizo pública hace pocos días, cuando la madre de Guzmán tuvo que ser reubicada lejos de la serranía de Badiraguato para ponerla fuera de peligro.

Las averiguaciones previas abiertas por los ministerios públicos no reflejan necesariamente el número de personas asesinadas en un año. No obstante, el conteo que realiza el Gobierno de víctimas de homicidios dolosos también muestra un alza. En mayo el reporte se colocó en 1.891 personas, la peor cifra en los primeros cinco meses del año y 206 asesinatos más que en abril. “Esto subraya una trayectoria ascendente muy fuerte”, dice Hope. El registro del Gobierno, alimentado con las cifras de las fiscalías locales, suele registrar menos víctimas de las que hay en realidad. El ajuste oficial lo hará el Inegi, el instituto mexicano de geografía y estadística en meses posteriores.

Hope asegura que mayo rebasará los 2.000 asesinatos tras los ajustes del instituto. “Es muy probable que acabemos arriba de las 24.000 víctimas en 2016”, indica. Si México continúa con esta tendencia la tasa se colocará sobre los 20 homicidios por cada 100.000 habitantes. En 2014, este indicador se encontraba en 16,6 y en 2012, el último año de gobierno de Calderón, estaba en 22. “A este ritmo es probable que alcancemos la marca de aquel año”, afirma Hope.

FUENTE: EL PAIS

Comments

comments

No hay comentarios