Más de….los mismos

Más de….los mismos

343
0
Compartir

Por: José Ángel Gutiérrez

Los tan anunciados nuevos cambios en el equipo cercano al gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, confirman una dinámica de “más de lo mismo” o de los mismos.

Más que correctivos, son de meros ajustes…. Más que de estrategia política -como se pensaría en una segunda mitad de gobierno, cuando se deben mover piezas pensando ya en tomar fuerza para el próximo proceso electoral- son de continuidad de un proyecto que en algunas áreas avanza sin pena ni gloria.

Si bien se confirma que hay Secretarías que van bien, como Educación, Desarrollo Humano e Innovación, y otras que han alcanzado a corregir el paso como Trabajo y Previsión Social, en algunas se sigue percibiendo conformismo, tibieza. Simplemente “ahí la llevan” sin pena ni gloria.

Como en otras ocasiones, ha sido mayor el ruido y la expectativa mediática por los cambios, que el impacto de éstos una vez que ocurren.

El Gobernador confirmó la tan anunciada salida del Secretario de Salud, Jaime Agustín González, para que llegue a la dependencia Antonio Cruces Mada, quien siempre ha sido parte del equipo aristotélico. Suena más a confirmar el desentendimiento que siempre existió entre las partes en cuestión.

La llegada de Mauricio Gudiño a la Subsecretaría de Administración, sigue respondiendo a la misma dinámica: colocar en algún espacio a quien ya era parte del equipo y a quien de alguna manera se le debía el reacomodo, tras el fallido intento por llevarlo a la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública.

Simplemente la circunstancia se dio, tras el nuevo cargo partidista que se otorgó a Salvador González Reséndiz.

El único cambio -hasta el momento- que podría traer consigo una nueva dinámica al interior del gobierno estatal y hacia afuera, con miras a lo que viene en materia política, es el de titular en la Contraloría del Estado, para el cual anunció el mandatario, enviará al Congreso del Estado una terna, a fin de que éste elija.

Ahí sí podríamos esperar algo diferente, luego de que Juan José Bañuelos Guardado logró hacer poco ruido en la búsqueda de los presuntos manejos irregulares de la pasada administración.

Si bien se habla de una terna, digamos que se reduce a dos posibilidades: si se concreta la llegada del ex alcalde de Tlaquepaque, Alfredo Barba a la Procuraduría Social, Carlos Trejo pasará a la Contraloría.

La otra opción es el ex diputado Juan Manuel Alatorre Franco, a quien el gobernador le prometió en su momento la Contraloría.

La disyuntiva de Aristóteles será: cumplir acuerdos con los Barba y seguir colocando a su cercano abogado Trejo, o cumplir la promesa al ex presidente de la Comisión de Vigilancia en el Congreso.

Cualquiera que sea la decisión, podemos estar ciertos que con un poquito de ganas, el que llegue a Contralor podrá hacer más ruido que los últimos tres años.

Comments

comments

No hay comentarios