Manipulación política de las redes

Manipulación política de las redes

208
0
Compartir

Soy un convencido de la importancia de las redes sociales, que se han convertido en una nueva forma de comunicar los sucesos en nuestra sociedad. Han transformado el sentido de la comunicación y eso, es bueno.

Pero también debemos advertir del peligro en la forma de utilizarlas, ya que existen casos en los que se manipulan para difamar y exponer al juicio público a las personas sin prueba alguna.

También es cada día más frecuente el uso de las redes sociales para difundir las actividades de los políticos y funcionarios públicos de todos los niveles de gobierno, cosa que tiene un gran valor porque que es la forma ideal de acercarse a una mayor cantidad de personas y que por este medio se conozcan desde apoyos de gobierno, hasta reformas de ley en beneficio de la sociedad.

Aunque también estos mismos políticos utilizan las redes para subir los conflictos que sostienen con otros personajes, en donde van desde la discusión de temas públicos hasta personales.

Lo más importante sobre las redes sociales es la cercanía que pueden lograr con la gente y que esto se convierta en atención personalizada por parte de los funcionarios y la solución inmediata a las necesidades y problemas de la sociedad.

Aunque, como todo en la vida, tienen un PERO: una buena cantidad de estos políticos no manejan por sí mismos sus cuentas de redes sociales. Para esta labor hay quienes ponen a la asistente, secretaria, chofer o al asesor, a fin de que responda sus mensajes. Algunos con más presupuesto, contratan a alguna agencia para que les maneje sus cuentas de redes sociales, lo cual hace que se venga abajo el supuesto beneficio de la cercanía con la sociedad.

Así que si usted aún cree que quien está detrás de una red social contestando sus mensajes de forma directa es el funcionario público, le tengo una mala noticia: es totalmente falso. Y prueba es que últimamente han existido publicaciones en las cuales se demuestra el manejo de redes desde una agencia digital, como el de ayer, en el que el diputado Augusto Valencia se auto-consuela en su cuenta de Twitter, después de un acontecimiento en la Fiscalía del Estado.

En su afán por hacer quedar mal a las instituciones, al más puro estilo pejista, el legislador que se jura más “ciudadanista” que el ciudadano mismo -o la gente que para él trabaja- se metió un autogol que al final, pone en duda el peso real que tiene ante Juan Pueblo.

Usted vea la imagen y podrá sacar sus conclusiones.

Comments

comments

No hay comentarios