Los niños que se saltan el almuerzo pierden nutrientes esenciales

Los niños que se saltan el almuerzo pierden nutrientes esenciales

104
0
Compartir

Los niños que se saltan el almuerzo no estarían recibiendo las vitaminas y los minerales necesarios con
el resto de sus comidas y snacks. Un equipo analizó la información nutricional de casi 4.800 escolares: entre un 7 y un 20 por ciento no almorzaba una vez por semana.

“El almuerzo es muy importante para ayudar a los niños a satisfacer sus demandas nutricionales, en especial las vitaminas A y D solubles en grasa, los minerales como el calcio, el fósforo y el magnesio, que son fundamentales para la salud ósea y la fibra alimentaria”, comentó la coautora del estudio, Alison
Eldridge, del Centro de Investigación de Nestlé en Lausana en Suiza.

Su equipo analizó información de las Encuestas Nacionales de Nutrición y Salud de los períodos 2009-2010 y 2011-2012. El 7 por ciento de los niños de entre 4 y 8 años, el 16 por ciento de los de entre 9 y 13 años, y el 17 por ciento de los de entre 14 y 18 años no almorzaba algún día, según publican los autores en
Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics.

Los más pequeños eran los más propensos a saltarse el almuerzo los fines de semana y las niñas de entre nueve y 18 años eran más propensas a hacerlo durante la semana. Casi un cuarto de los adolescentes afroamericanos e hispanos no almorzaba y el 30 por ciento de los niños negros de entre 9 y 18 años pasaba por alto el almuerzo el fin de semana.

Todos esos niños y adolescentes tendían a tener deficiencia de vitamina A, D, E y K, y de algunos minerales esenciales. Además, consumían menos proteína, fibra y grasas totales que los que siempre almorzaban. El consumo de azúcares y grasas sólidas era similar en los dos grupos.

“Nos sorprendió la cantidad de niños y adolescentes que no almorzaba, en especial los fines de semana”, dijo Eldridge. “También nos sorprendió que consumieran la misma cantidad de calorías ‘vacías’ que el grupo que siempre almorzaba.” Eldridge explicó que la niñez es una etapa importante para formar hábitos que influye en la salud.

“Los padres tienen un papel importante en la modelación de las conductas alimentarias saludables cuando les ofrecen alimentos nutritivos variados y alientan a sus hijos a comer todas las comidas”, dijo Eldridge.

Sandra Arevalo, directora de Nutrición y Educación Comunitaria del Programa Comunitario de Pediatría del Hospital de Niños del Sistema Médico de Montefiore en Nueva York, comentó que el almuerzo también regula el apetito y el metabolismo. Aclaró que una o dos comidas diarias no son suficientes para aportar todos los nutrientes que necesita un niño para crecer saludablemente.

“Hay que comenzar por asegurarse que los hijos siempre coman algo antes de ir a la escuela”, finalizó Arevalo

Comments

comments

No hay comentarios