Inicio ESTILO DE VIDA Los diamantes, cada vez más difíciles de extraer

Los diamantes, cada vez más difíciles de extraer

112
0
Compartir

Los diamantes se hacen desear. Para lograr extraerlos, un gigante minero sudafricano se gasta dos mil millones de dólares en cavar túneles en una mina a cielo abierto, en pleno monte.

Desde hace unos 20 años, De Beers explota la mina de Venetia, situada cerca de la frontera con Zimbabue y Botsuana. En dos décadas, los mineros cavaron un agujero impresionante de 450 metros de profundidad y más de un kilómetro de diámetro para extraer diamantes.

Ahora, en la mina actual, están obligados a construir canales subterráneos para acceder a rocas que contienen diamantes a más de mil metros de profundidad.

De Beers, principal productor mundial de diamantes en valor, estima que esta colosal inversión le generará beneficios durante al menos dos décadas.

“Estamos atravesando un periodo difícil”, explica el director general de la mina, Ludwig Von Maltitz, mientras los camiones cargados de rocas salen a la superficie.

“A nivel mundial, es probable que ya se hayan encontrado las fuentes de diamantes de más fácil acceso”, añade.

“El proyecto de Venetia es gigantesco, sobre todo porque muy pocos siguen invirtiendo en las minas en Sudáfrica”, séptimo productor mundial de diamantes en volumen, afirma Peter Major, analista minero de Cadiz Solutions, un fondo de inversiones con sede en Johannesburgo.

“Siempre se ha dicho que el crecimiento demográfico y la creciente dificultad para encontrar diamantes harán subir los precios, pero eso está por ver. Actualmente muchos productores pierden dinero”, asegura.

En los últimos años, los precios de los diamantes han fluctuado mucho. Después de la crisis económica de 2008, los precios se recuperaron un poco hasta tocar techo en 2011 y fueron cayendo un 20% hasta 2015. Luego subieron algo.

Debido a estas fluctuaciones, De Beers cerró el año pasado varias minas de diamantes en Canadá y en Botsuana. También vendió sus últimos activos en la ciudad sudafricana de Kimberley. Una decisión muy simbólica: allí fue donde el colono británico Cecil Rhodes fundó el grupo en 1888, unos años antes del descubrimiento en Sudáfrica del mayor diamante hallado hasta ahora, el Cullinan.

Comments

comments